lunes, 26 de marzo de 2018

Parte 1: "REFUTANDO EL HERÉTICO LIBRO DE TITO MARTINEZ". Por Alexander Gell



(para descargar este libro en formato pdf, pinchar en los siguientes servidores:

desde media fire:  parte 1 refutacion

desde google drive:  parte 1 refutacion



Introducción:

El miércoles 24 de enero de 2018 un servidor (Alexander Gell) he escrito y subido a mi bloc de estudios bíblicos una respuesta clara para refutar las calumnias y falsas acusaciones que el líder de la secta TITIANA (Tito Martínez) ha lanzado una y otra vez en nuestra contra, llamándonos de forma mentirosa con los términos ridículos de “ARRIANO-CATÓLICO ROMANO”, tachándonos de “HEREJES” y hasta trayendo discordia de forma calumniosa para que otros hermanos se enemisten con nosotros. Es por eso por lo que escribí anteriormente un artículo donde he dejado claro que NO SOMOS ARRIANOS, y mucho menos CATÓLICOS ROMANOS. El título de dicho estudio es el siguiente:

 (pueden acceder al  estudio que he escrito pinchando en este enlace:
http://manualbiblicodoctrinaldealexandergell.blogspot.com/2018/01/por-que-no-somos-arrianos-muy-sencillo.html)

En dicha respuesta he dejado claro que NO SOMOS ARRIANOS, ya que no apoyamos la postura arriana de que el hijo de Dios (Jesucristo en su preexistencia) “FUE CREADO”, ya que nosotros sabemos de forma bíblica (e histórica) que “EL HIJO DE DIOS EN SU PREEXISTENCIA FUE ENGENDRADO”, es decir: recibió la vida de forma directa por parte de su padre celestial antes de la creación de todas las cosas, eso lo demuestra la biblia y también lo demuestra la creencia de los cristianos de los 3 primeros siglos de la iglesia (no es lo mismo ser creado que ser engendrado; todo esto lo vamos a demostrar más adelante con pruebas bíblicas e históricas). Ese sujeto mentiroso nos calumnia cuando dice que nosotros creemos que Jesús Fue “creado en el cielo”, lo cual es totalmente falso; lo que nosotros decimos es que Jesús en su preexistencia fue “engendrado” en la eternidad, y como dije anteriormente, engendrar es “dar la vida”, y esto no tiene absolutamente nada que ver con “crear”. El mismo líder de la secta titiana sabe perfectamente que “engendrar es dar la vida”, observen ustedes mismos como el mismo líder titiano lo dice en el capítulo 12 de su herético libro: 

“Jesús dijo que él vivía por el Padre por la sencilla razón de que Dios le dio la vida, lo engendró en el vientre de María” (pag 54).

También, en el mismo capítulo 12 pagina 51 dice el líder titiano:
“recuerde que ENGENDRAR SIGNIFICA DAR LA VIDA.”
Por lo tanto, el mismo líder de la secta titiana sabe perfectamente que engendrar un hijo, no es lo mismo que crear un hijo. Lo que sucede es que ese sujeto vil y calumniador pretende imponer su doctrina herética a base de acusaciones falsas y necias contradicciones, como les voy a demostrar a todos ustedes a lo largo de este estudio: y no solo eso, sino que pretende traer confusión entre su grupo de titianos, ya que ese sujeto se contradice a sí mismo, ya que en otras ocasiones (y esto lo hace a sabiendas), compara el “engendrar (dar la vida)” con “crear”, en cuyo caso entonces ese pasaje que dice que “Dios engendró a Jesús en María”, significaría literalmente que “Dios estaba creando a Jesús en María”. léanlo ustedes mismos en el capítulo 12 de su herético libro:

“si le dio la existencia es porque lo creó, pues si yo estoy dando la existencia a alguien, estoy dando la vida a ese alguien, es decir, ¡¡significa que lo estoy creando!!, pues antes no tenía vida. ¿Queda clarito?

Pero estamos claros que eso lo hace a propósito, ya que ese sujeto manipulador prefiere pasar por mentiroso y contradictorio antes de dar el brazo a torcer.

Arrianos modernos vienen a ser la conocida secta herética conocida como los testigos de Jehová, ya que estos sí que apoyan la doctrina de Arrio de que cristo en su preexistencia “fue la primera creación de Dios”, y esa postura arriana NOSOTROS NO LA APOYAMOS. El necio calumniador líder de la secta destructiva TITIANA (Tito Martínez) nos acusa de arrianos argumentando la mentira de que nosotros supuestamente “no creemos en la eternidad de Jesucristo”, y ese argumento es totalmente falso, digno invento de una mente sujeta al padre de la mentira conocido como satanás. Nosotros sí que creemos en la eternidad del señor Jesucristo, lo que no creemos es la doctrina infame e irracional promovida por la secta TITIANA (y también es promovida en el credo católico trinitario de Atanasio) de que Jesús en su preexistencia había sido un ser “coeterno junto con su padre; un supuesto HIJO ETERNO al lado de UN PADRE ETERNO”.

Que creemos en la eternidad de Jesucristo lo vamos a ir explicando a lo largo de este estudio, ya que evidentemente la biblia muestra que la eternidad del señor Jesucristo en su preexistencia no es absoluta, como si es absoluta la eternidad del padre celestial, ya que creemos que el único ser que es AUTOEXISTENTE, ES DECIR: TIENE VIDA EN SI MISMO, ES ÚNICAMENTE EL DIOS SUPREMO, EL PADRE CELESTIAL, ya que al Dios supremo NADIE LE HA DADO EL TENER VIDA. Jesucristo es “eterno” desde el momento que recibe la vida, una vida como la que tiene el padre, en la eternidad, antes de la creación de todas las cosas, recibió una vida sin fin, es decir; eterna, lo cual no es lo mismo que creer la mentira doctrinal de un ser “coeterno” junto con su padre. pero (repito), todo esto lo vamos a ir demostrando de forma totalmente bíblica más adelante.

Tampoco somos “católicos romanos” como falsamente nos acusa de forma calumniosa el líder de la secta  destructiva TITIANA, ya que no creemos en el dogma católico de la santísima trinidad con sus dioses coeternos; todo lo contrario, tenemos en nuestro bloc, nuestro canal de YouTube y en Facebook muchísima información fidedigna que desenmascaran todas las falsas doctrinas de la gran ramera católica romana, lo cual demuestra sin ninguna duda que nosotros estamos en contra de todas las supercherías, engaños, dogmas y manipulaciones de la gran ramera católica romana. Curiosamente, es la secta TITIANA los que creen en esa doctrina falsa de dioses coeternos, lo cual está plasmado textualmente de forma repetitiva en el dogma católico trinitario de Atanasio; pero los TITIANOS le han añadido otras perversiones aún más irracionales y descabelladas;  tales como “tronos y templos en el tercer cielo que son AUTOEXISTENTES”, ya que, /según los  dogmas TITIANOS/ Dios no ha creado absolutamente nada en el paraíso del tercer cielo, por lo cual, supuestamente, el templo celestial, el trono de Dios y todo el paraíso del tercer cielo tienen la “auto-capacidad” (y “auto-inteligencia”)  de ser “AUTOEXISTENTES”, y hasta “AUTO-DISEÑARSE A SI MISMO”: esta es parte de las nuevas doctrinas ridículas y anti bíblica de la secta TITIANA que tanto yo, como también otros hermanos estudiantes de la biblia, estamos desenmascarando.
El líder titiano me ha respondido con otro escrito que ha incluido en el capítulo 12 de su nocivo libro donde añade mucho más calumnias en nuestra contra, ya que nosotros les estamos haciendo frente de guerra a sus herejías, y como la arrogancia y la soberbia de ese sujeto es más grande que el sentido común, sus respuestas están cargadas de odio, maledicencia, insultos, calumnias y (lógicamente) un montón de mentiras.



Aquí paso a postear el mensaje de Tito Martínez, y lo voy a refutar paso a paso.

La fuente original donde está el mensaje en el cual el líder de la secta TITIANA nos acusa a mí y otros hermanos estudiosos de las escrituras, lo pueden encontrar en el capítulo 12 de su herético libro titulado: “EL SEÑOR JESUCRISTO ES UN DIOS ETERNO”, no solo voy a refutar el capítulo 12 del herético libro de Tito Martínez, sino que voy a refutar su irracional y anti bíblico libro de forma completa. He descargado ese herético libro y lo he subido a otro servidor de internet, ya que conozco las artimañas del líder de la secta TITIANA, ya que ese sujeto pervertido tiene la costumbre de añadir o quitar a su libro cuando se le confronta y se ve acorralado, y ya ha reeditado su libro unas tres o cuatro veces, es por eso que me he descargado la última reedición que hiso ese sujeto en 18 de enero de 2018 , para así evitar las artimañas y los cambios, ya que esta es la única versión que voy a usar en la refutación, aquí tienen el enlace: https://app.box.com/s/c2lc6hyv3fbncftje0xgbbh4z2i85to7)

Que quede claro que esta refutación presente no es para demostrarle absolutamente nada al soberbio líder de la secta TITIANA, ya que personalmente lo que piense ese sujeto arrogante de lengua viperina, y sus lacayos, sobre mi persona en realidad me importa menos que nada. Pero hago la presente refutación del herético libro de Tito Martínez simplemente porque estoy consciente de lo importante que es desenmascarar estas nuevas herejías que se están levantando en este año 2018, y sé que muchísimos miles de personas van a leer este escrito y no caerán en el engaño doctrinal de la secta TITIANA (este escrito también lo voy a transformar en formato de video para subirlo a YouTube, y también en formato de audio para subirlo a mi canal en audio en IVOOX). Además de eso, a mí personalmente tampoco me importa que ese sujeto maldiciente y pervertido de lengua venenosa me llame con el término “ARRIANO” (algo que en realidad no soy), ya que el presbítero Arrio del siglo cuarto, a pesar de tener ese error doctrinal de decir que el hijo de Dios en su preexistencia fue “creado”, con eso y todo Arrio estaba MAS CERCA DE LA VERDAD QUE LA SECTA DESTRUCTIVA CONOCIDA COMO LOS TITIANOS, y eso es algo que voy a demostrar en este estudio.



Esta refutación y respuesta a la secta calumniadora conocidos como los TITIANOS la voy a inicial con el capítulo 13 de ese herético libro escrito por Tito Martínez, ya que en dicho capítulo 13 ese manipulador y farsante dirigente de la secta TITIANA destroza de manera repugnante una de las doctrinas centrales de la fe cristiana, la doctrina de “EL PADRE Y EL HIJO”. Voy, pues, a tomar parte del capítulo 13 de ese herético libro, más otras partes de otros capítulos, así iré desenmascarando todo, tomando de cada capítulo, pero, sobre todo, en este caso, del capítulo 13.
La doctrina bíblica de “EL PADRE Y EL HIJO” es una doctrina esencial para la salvación, y satanás lo sabe muy bien, es por eso que el diablo ha levantado a sus esclavos de la iglesia católica romana para destruir dicha doctrina del padre y el hijo, ya que el credo católico trinitario de Atanasio dice la mentira de que “EL HIJO Y EL PADRE SON DOS SERES INCREADOS Y COETERNOS”, lo cual es satánicamente ilógico, ya que evidentemente ningún supuesto ser que sea “coeterno”, es decir;  que ha estado desde “siempre” junto al eterno Dios supremo, NO PUEDE DE NINGUNA MANERA SER UN VERDADERO “HIJO”, ya que naturalmente (y bíblicamente) un verdadero “hijo” es aquel que obtiene la vida por causa de un “padre”; es decir: un verdadero hijo surge o nace desde dentro de un padre, tienen la misma genética (sustancia) que su padre, y (además) se parece en todo a su padre: y eso es lo que vamos nosotros a demostrar en este estudio-refutación, que Jesús en su preexistencia había recibido la vida ETERNA de forma directa de su padre celestial antes de la creación de todas las cosas, y eso es lo que acredita a Jesús como EL HIJO ÚNICO DEL PADRE; EL ÚNICO SER QUE ES DIRECTAMENTE CONSUSTANCIAL CON EL PADRE CELESTIAL: eso lo demuestra las escrituras y también lo demuestra la creencia de los cristianos de los primeros 3 siglos.
La secta TITIANA ´promueve la creencia irracional que se encuentra plasmada en el credo trinitario de Atanasio, ya que el líder titiano asegura que en su preexistencia Jesús había sido “UN HIJO ETERNO” junto a “UN PADRE ETERNO”, lo cual está fuera de toda lógica bíblica y apostólica, y además esa creencia NO CUENTA CON APOYO HISTÓRICO DE LOS CRISTIANOS DE LOS PRIMEROS 3 SIGLOS DE LA IGLESIA.

Antes de iniciar la refutación, quiero aprovechar esta introducción para pedirles disculpas a los hermanos cristianos bíblicos que están dando seguimiento a este tema, por haberme tardado tanto tiempo en comenzar a desenmascarar públicamente las herejías titianas; lo que sucede, hermanos, es que yo respeto el horario de mi trabajo, el cual es bastante extendido, y por eso en este momento tengo el tiempo bien limitado; todo lo contrario a Tito Martínez (cabecilla de la secta herética TITIANA), ya que ese sujeto pervertido es un total vago, es decir: Tito Martínez se roba el tiempo durmiéndose en su trabajo. El tipo es guardia de seguridad, pero hace trampa en su propio oficio, dejando su puesto de vigilancia para roncar como todo un perezoso, es por eso por lo que ese sujeto tiene tanto tiempo libre para escribir todas esas ultimas estupideces que ha escrito en sus últimos estudios. La pereza y la mentira son actividades que las escrituras condenan, ya que eso es un mal ejemplo para los cristianos. Observen lo que dice las escrituras sobre esto:



Proverbios 18:9: “También el que es negligente en su trabajo es hermano del que destruye”.

Ese es el espíritu del líder titiano, miente en su trabajo siendo un negligente perezoso, siendo de este modo un ente de mal ejemplo para el verdadero cristianismo. Y que quede esto claro, yo no lanzo calumnias ni falsas acusaciones (como hace el líder titiano), ya que todo lo que digo lo hago porque tengo las pruebas. La amiga Alejandra Mar me ha cedido unos audios donde el líder titiano hace mofa y total burla refiriéndose a lo que hace en su trabajo. Esos audios la amiga Alejandra Mar tuvo que usarlo como herramienta para frenar el acoso que el pervertido líder titiano tenía en contra de ella, amenazándolo de enviar esos audios a la gerencia donde trabaja el líder titiano, y de ese modo Alejandra pudo quitárselo de encima, ya que el tipo es un pervertido, parecido al fornicario David Daimond, el cual incitaba a sus seguidoras a tener sexo cibernético con él.  De todo esto yo tengo las pruebas concluyentes, ya que no existe absolutamente nada oculto; llega el momento en que Dios pone todo al descubierto. Ya iré comprobando todo esto en mi canal de you tube si la situación lo amerita, ya que evidentemente el asunto primordial aquí es desenmascarar las falsas doctrinas titianas. Muy caro que le va a costar a Tito Martínez haberme acusado falsamente de plagiador.





Iniciemos, pues, la refutación del herético libro de Tito Martínez, comenzando desde el capítulo 13. En primer lugar, vamos a hacer un breve estudio sobre nuestra creencia en la doctrina bíblica del “PADRE Y EL HIJO”, y luego entraremos a desenmascarar la forma burlesca de como el líder de la secta TITIANA ha retorcido dicha doctrina.

LA DOCTRINA DE “EL PADRE Y EL HIJO. DESENMASCARANDO EL CAPITULO 13 DEL HERÉTICO LIBRO DE TITO MARTÍNEZ.”.

Brevemente analicemos la doctrina bíblica de “EL PADRE Y EL HIJO”.


Quiero que todos los lectores memoricen en que consiste la doctrina centrar de la verdadera fe cristiana, conocida como “LA DOCTRINA DE EL PADRE Y EL HIJO”, ya que muchas sectas engañosas que se hacen pasar por cristianas han pretendido a lo largo del tiempo en destruir esta preciosa y bíblica doctrina, y eso incluye la secta destructiva conocida como los TITIANOS.
Memoricen este impresionante pasaje bíblico:


‘’Cualquiera que se extravía, y no persevera en la doctrina de Cristo, no tiene a Dios; el que persevera en la doctrina de Cristo, ése sí tiene al PADRE Y EL HIJO. Si alguno viene a vosotros, Y NO TRAE ESTA DOCTRINA, no lo recibáis en casa, ni le digáis: !Bienvenido! porque el que le dice bienvenido participa en sus malas obras’’(2 Juan 9-10).



En este pasaje el apóstol Juan es bastante claro y contundente, ya que asegura que la doctrina de Cristo es fundamental para que podamos obtener el favor de Dios mismo, y quien no acepte la doctrina de Cristo simplemente el tal incrédulo no puede estar en comunión con “EL PADRE Y EL HIJO”.

La doctrina de cristo evidentemente consiste, en primer lugar, en aceptar a Jesús y reconocerlo como “EL HIJO DE DIOS”, vamos a leer unos pasajes que lo confirman:
1 Juan 5: 10- 12: “El que cree en el Hijo de Dios tiene el testimonio en sí mismo; el que no cree a Dios, ha hecho a Dios mentiroso, porque no ha creído en el testimonio que Dios ha dado respecto a su Hijo. Y el testimonio es éste: que Dios nos ha dado vida eterna, y esta vida está en su Hijo. El que tiene al Hijo tiene la vida, y el que no tiene al Hijo de Dios, no tiene la vida”.



Este pasaje certifica que creer en Jesús como “EL HIJO DE DIOS” es una doctrina fundamentar para que el verdadero cristiano alcance la vida eterna, ya que quien niegue esta doctrina simplemente “NO TIENE A DIOS”. Ese pasaje de 1 Juan 5: 10-12 dice bien claro que DIOS MISMO HA DADO TESTIMONIO DE QUE JESÚS ES “SU HIJO”, y quien no quiera creer ese testimonio, está haciendo de Dios un mentiroso. Evidentemente la persona que no reciba ese testimonio dado por Dios mismo no puede obtener la vida eterna, ya que ese pasaje dice que “ESA VIDA ETERNA DIOS LA HA PROVISTO A TRAVÉS DE SU HIJO”, por lo tanto: quien niegue que Jesús es el hijo de Dios (después de haber conocido que Dios mismo ha testificado acerca de su hijo) NO PUEDE SER SALVO.



A lo largo de este estudio, en los capítulos subsiguientes, voy a demostrar que tanto los unicitarios, como también  los trinitarios y ahora también los “DUALITARIOS-TITIANOS” niegan de forma indirecta (y también directa) que Jesús es “EL HIJO ÚNICO Y PROPIO DE DIOS”, convirtiéndose de ese modo esas sectas engañosas en promotores de la doctrina del anticristo, ya que la doctrina del anticristo consiste precisamente en pervertir o negar la doctrina bíblica de “EL PADRE Y EL HIJO” (1 Juan 2: 22). Los primeros (los unicitarios) niegan al hijo de Dios cuando afirman que “EL HIJO ES EL MISMO PADRE”, algo que es totalmente ridículo, ya que Jesús dijo en montones de pasajes que el Dios supremo es LITERALMENTE SU PADRE (Juan 20: 17), y el mismo Dios supremo envió su voz desde el cielo para testificar que Jesús es “SU HIJO AMADO” (Mateo 3:17), por lo cual es descabellada esa creencia unicitaria al afirmar que “EL PADRE ES AL MISMO TIEMPO EL HIJO”. Por otra parte, la creencia trinitaria también niega que Jesús sea el hijo directo y único del padre celestial (hijo “propio”), ya que ellos creen que Jesús es una supuesta “HIPOSTASIS” perteneciente a un supuesto “DIOS TRINO”, y esa “hipostasis” es conocido como “LA SEGUNDA PERSONA QUE COMPONE LA SANTÍSIMA TRINIDAD”. Cabe decir que cuando los trinitarios dicen “hipostasis” en realidad quieren decir: “personas”, ya que la creencia trinitaria consiste en creer que TRES PERSONAS COETERNAS (padre-hijo-espíritu santo) SE CONVIERTEN EN UNA, FORMANDO DE ESTA MANERA AL DIOS TRINO. En esa trinidad supuestamente existen tres personas “INCREADAS Y COETERNAS”, la primera persona se le conoce como “PADRE”, la segunda persona se le conoce como “HIJO”, y la tercera persona se le conoce como “ESPÍRITU SANTO”, y (como dije anteriormente) esas supuestas tres personas son “AUTOEXISTENTES” y están unidas para formar una sola persona trina. Ahora, ¿Por qué decimos que la creencia trinitaria niega que Jesús es el hijo directo y único de Dios?, muy simple: porque las escrituras jamás dicen que un ser increado y eterno puede ser hijo de otro ser increado y eterno (repito: no existe ni un solo pasaje bíblico que apoye tal doctrina), por lo cual en el dogma trinitario los términos “padre” e “hijo” vienen a ser simples “títulos” sin ningún sentido, ya que, por pura lógica, un verdadero hijo no puede tener el mismo tiempo de vida que tiene su padre. Evidentemente “UN VERDADERO HIJO” es aquel que recibe la vida por causa de “UN PADRE”, y en las escrituras el mismo señor Jesucristo dice de forma textual que recibió el tener vida en sí mismo  porque su padre celestial se lo concedió, lo pueden leer en Juan 5:26 (sobre este pasaje de Juan 5:26 y también Juan 6: 57 vamos a hablar muy ampliamente más adelante, y también les voy a mostrar a ustedes la interpretación descabellada y necia que le da Tito Martínez a esos pasajes, ya que ese sujeto pervertido y manipulador se ha dado a la tarea de poner a la biblia a decir LO QUE EN REALIDAD NO DICE, con tal de sostener su heréticas doctrinas de dioses coeternos, más templo y trono AUTOEXISTENTES, cosas que según la lógica TITIANA, vienen a ser también COETERNAS CON EL PADRE).



 Algo parecido a la creencia trinitaria de la gran ramera sucede con la creencia DUALITARIA de la secta TITIANA, ya que ellos creen que en su preexistencia (antes de venir a la tierra como hombre) Jesús había sido EL COMPAÑERO COETERNO DEL DIOS SUPREMO, Y AL MISMO TIEMPO ESE COMPAÑERO COETERNO DE DIOS TENIA EL TITULO “HIJO”. Como podemos ver, la postura TITIANA tiene exactamente el mismo problema que la creencia trinitaria, ya que un ser “autoexistente” NO PUEDE SER UN VERDADERO HIJO DE OTRO SER “AUTOEXISTENTE”, ya que (repito), un verdadero hijo es aquel que recibe la vida por causa de un padre. Por lo cual, el término “hijo” y el término “padre” en la creencia TITIANA no tiene ningún sentido cuando se los quieren aplicar al Dios supremo y a Jesucristo, sino que esos términos vienen a ser simples “títulos” para pretender mostrar una supuesta “jerarquía” de dioses.

 Noten que en varias ocasiones he dicho la frase “UN VERDADERO HIJO”, y ahora paso a explicarlo. Existen “hijos” de forma “relativa” y existen “hijos” de forma “absoluta”. Un hijo de forma relativa viene a ser, por ejemplo, una persona que es adoptado por otro, es decir: viene alguien y adopta a otra persona para que sea su hijo. También se da el caso de algunos maestros, cuyos alumnos terminan siendo una especie de hijos de ese maestro. Todo lo anterior se puede definir como “HIJOS DE FORMA RELATIVA”. Precisamente la creencia trinitaria de la gran ramera y también la creencia dualitaria de la secta titiana están inclinados a creer que Jesús en su preexistencia viene a ser un “HIJO DE FORMA RELATIVA”, una especie de “adoptado”; ya que ellos NO CREEN que el Dios supremo le haya dado la vida al señor Jesucristo, engendrándolo de sí mismo antes de la creación. Ellos creen en dos supuestas personas “coeternas”, y una de esas personas eternas es “MAYOR EN AUTORIDAD” que la otra persona también eterna. Veamos lo que dice el pervertido Tito Martínez en el capítulo 12 de su herético libro:



“Siempre fueron dos dioses eternos, pero obviamente siendo el Padre el Dios supremo (Ap.3:12), en el sentido de AUTORIDAD, ya que el Padre es la CABEZA o jefe de Cristo.”


¿Han notado ustedes lo paradójico e irracional de esa enseñanza? Vamos a ver si podemos explicarlo. El líder titiano está describiendo A DOS DIOSES COETERNOS Y TODOPODEROSOS, pero resulta que uno de esos dos dioses eternos y todopoderosos está sometido al otro Dios que tiene el título “padre”, y, además, ese que tiene el título “padre” es “la cabeza” o “jefe” del otro Dios eterno y todopoderoso. Yo pregunto: ¿Dónde los apóstoles de Jesucristo enseñaron tal cosa? ¿en qué parte de la biblia se dice que existen dos dioses coeternos, y uno de ellos “decidió someterse” al otro Dios también eterno? ¿en qué lugar la biblia afirma que dos seres transcendentales con la misma ABSOLUTA eternidad pueden ser uno menor y otro mayor?, definitivamente esa enseñanza no existe en las páginas de las escrituras, sino que es una fábula nacida y plasmada en el dogma trinitario católico de Atanasio, y continúa siendo en este tiempo apoyada por la secta destructiva conocida como los titianos. Mas adelante les voy a mostrar a ustedes varios párrafos de ese credo o dogma trinitario, y verán ustedes que es allí donde se describe a supuestas “personas coeternas y todopoderosas”, pero una de esas supuestas “personas eternas y todopoderosas” lleva el título “padre”, mientras que otra de esas personas eternas y todopoderosas lleva el título “hijo”. Evidentemente para los apoyadores de la doctrina trinitaria de la gran ramera y para los apoyadores de la doctrina dualitaria de la secta titiana, Jesucristo en su preexistencia viene a ser una especie de hijo adoptivo, es decir: alguien que tiene el mismo tiempo de vida y el mismo poder que otra persona, pero “decide” hacerse “hijo” y “someterse” a esa otra persona; el único problema es que tal concepto no existe en las epístolas de los apóstoles, ni existe registro histórico que demuestren que los cristianos primitivos se creyeran tal cuento.

y para colmo, en el anterior párrafo de su patético libro, pretendiendo justificar esa fabula, el líder titiano cita el siguiente pasaje:
`” Al vencedor le haré una columna en el templo de mi Dios, y nunca más saldrá de allí; escribiré sobre él el nombre de mi Dios, y el nombre de la ciudad de mi Dios, la nueva Jerusalén, que desciende del cielo de mi Dios, y mi nombre nuevo.” Apocalipsis 3: 12.

Es cierto que el señor Jesucristo reconoce al Dios supremo como SU DIOS, es decir: UN DIOS SUPERIOR, pero resulta que también el señor Jesucristo reconoce que ese Dios superior ¡!ES SU PADRE!!, vamos a leerlo:

“Jesús le dijo: Suéltame porque todavía no he subido al Padre; pero ve a mis hermanos, y diles: ``Subo a mi Padre y a vuestro Padre, a mi Dios y a vuestro Dios.”

y estando en el cielo mismo, revestido nuevamente con aquella gloria que tenía junto con el padre antes de la creación del mundo, el señor Jesucristo glorificado en los cielos sigue reconociendo al Dios supremo como su padre, vamos a leerlo:

“`Al vencedor, le concederé sentarse conmigo en mi trono, como yo también vencí y me senté con mi Padre en su trono”. Apocalipsis 3: 21.

Por lo tanto, Jesús está sometido a su padre es simplemente PORQUE ES SU HIJO, y como hijo obediente se sujeta a las órdenes de su papa, ese si es una razón lógica y bíblica. Pero decir que existen dos dioses coeternos y todopoderosos, y uno de esos dos dioses está sometido al otro Dios porque el otro es superior, eso no lo enseña las escrituras por ninguna parte. Para que ustedes vean que el líder titiano solo vive de fabulas y cuentos de viejas, repitiendo la misma basura que está plasmada en el credo católico trinitario de Atanasio, que es donde se habla de supuestas “personas coeternas y todopoderosas”, las cuales tienen diferentes “roles” o “títulos”.  
  
Pero ahora veamos lo que es para nosotros, los verdaderos cristianos bíblicos; un “HIJO DE FORMA ABSOLUTA”. Un hijo de forma absoluta viene a ser aquel que es engendrado directamente por un padre, es decir: ese hijo es una persona que SALE O NACE DESDE DENTRO DE UN PADRE QUE LE ESTA DANDO LA VIDA, de ese modo ese hijo viene a la vida trayendo la misma genética de su progenitor (consustancial con su padre). Ese hijo es “único”, es decir: no existe otro que haya recibido la vida directamente por ese padre. Luego que ese hijo es engendrado directamente por su padre, resulta que ese hijo con el paso del tiempo aprende a hacer exactamente todo lo que su padre hace, haciéndose igual a su padre en todos sus pensamientos y acciones, y se convierte de esa manera EN LA VIVA IMAGEN de su padre (Colosenses 1:15). Como ese hijo es obediente en todo, el padre decide hacerlo el heredero de todo lo que posee, de ese modo ese hijo recibe de su padre toda la autoridad en los negocios de su padre. Eso es lo que nosotros llamamos con toda lógica: “UN HIJO ABSOLUTO O PROPIO”. Y eso es precisamente lo que vamos a demostrar a todo lo largo de los capítulos de este estudio: que nuestro señor Jesucristo es “UN HIJO ABSOLUTO” de su padre celestial. Jesucristo recibe una vida “COMO LA QUE TIENE EL PADRE”, Jesús lo dijo en Juan 5: 26 (tener una vida como “la que tiene el padre celestial” se refiere a una vida NO humana, como vamos a demostrar más adelante, y verán ustedes como el pervertido líder titiano a retorcido de forma repugnante esos pasajes bíblicos). Además de esto Jesús testifica que “necesita de su padre para poder vivir” (6: 57). Jesús aprende y hace “todo lo que hace su padre” (Juan 5:19), Jesús es la viva imagen de su propio padre, ya que es el vocero o representante de su padre (Juan 14:9), Jesús obedece a su padre en todo (Juan 6:38). Jesús recibe de parte de su padre la autoridad y la herencia de gobernar todo lo que su padre posee (Juan 3:35, Mateo 28:18). Jesucristo es ungido por su propio padre celestial y el mismo padre celestial le da el título “Dios”, es decir: “PODEROSO” (hebreos 1: 8-9). Todo esto demuestra que Jesús, antes y después de ser hombre; fue y es UN HIJO ABSOLUTO Y ÚNICO DEL PADRE CELESTIAL; es decir: UN HIJO PROPIO DE SU PADRE. Es por eso la importancia de conocer a fondo la doctrina bíblica de “EL PADRE Y EL HIJO”, ya que, si no entendemos cabalmente que Jesús es un hijo absoluto y único del padre, entonces no podremos conocer a Dios. Veamos que dice Jesús en Marcos 11: 27:


“nadie conoce al Hijo, sino el Padre, ni nadie conoce al Padre, sino el Hijo, y aquel a quien el Hijo se lo quiera revelar.”



Es tanta la locura y las contradicciones en que se encuentra el pervertido Tito Martínez, que unas veces reconoce que Jesús en su preexistencia si era hijo de Dios, y hasta cita proverbios 30: 4 para confirmarlo (lo cual es correcto), pero en otros casos lo niega rotundamente, asegurando que Jesús solo se convirtió en hijo de Dios cuando fue engendrado en María. Observen lo que dice ese sujeto desquiciado y contradictorio en el capítulo 12 de su herético libro:

Cristo no fue eternamente Hijo de Dios, sino que él pasaría a ser Hijo engendrado de Dios en el momento de introducirlo en el mundo, pero ¡¡antes de venir al mundo Jesús era sencillamente OTRO DIOS ETERNO!!

También, en ese mismo capítulo 12 de su libro, dice el líder titiano:

“Y respecto a ese argumento arriano-satánico de que Dios creó a su Hijo porque un hijo no puede tener la misma edad que su padre, ya demostré más arriba que es un argumento falso y diabólico, ya que el Dios supremo, el Padre, pasó a ser el Padre de Jesucristo cuando lo engendró en el vientre de María,”



¿ven ustedes como ese pervertido sujeto llamado Tito Martínez en esos párrafos niega que Jesús en su preexistencia fuera hijo de Dios? Si aceptáramos la idea doctrinal del líder titiano, entonces Jesús jamás fue un hijo directamente de Dios, sino que hubiera sido UNA ESPECIE DE HIJO ADOPTIVO, es decir: UN HIJO QUE PARA NADA TIENE UN PARENTESCO CONSUSTANCIAL Y DIRECTO CON EL DIOS SUPREMO. Sin embargo, las escrituras ya desde el antiguo testamento MENCIONAN AL HIJO DE DIOS ANTES DE ESTE VENIR A LA TIERRA COMO HOMBRE (proverbios 30: 4), y además las escrituras dicen que DIOS ENVIÓ A “SU HIJO” AL MUNDO, es decir: NINGÚN TEXTO DICE JAMÁS QUE DIOS ENVIÓ A SU COMPAÑERO COETERNO, lo que quiere decir que ya Jesucristo ERA EL HIJO DE DIOS ANTES DE VENIR AL MUNDO COMO HOMBRE:


Lucas 20: 3. “Entonces el dueño de la viña dijo: ``¿Qué haré? Enviaré a mi hijo amado; quizá a él lo respetarán.” (en esta parábola Jesús muestra que Dios el padre había tenido ese pensamiento mucho antes de Jesús venir a la tierra transformado en hombre, lo cual demuestra que Jesús era el hijo amado del padre aun antes de este venir al mundo).

Pero, retrocediendo un poco al pasaje de 1 Juan 5: 10-12. Observen lo que dice ese pasaje en su parte final:

“que Dios nos ha dado vida eterna, y esta vida está en su Hijo. El que tiene al Hijo tiene la vida, y el que no tiene al Hijo de Dios, no tiene la vida”.



El pasaje es sumamente claro: es Dios el padre quien quiere darnos vida eterna, pero esa vida eterna Dios EL PADRE  la ha puesto EN SU HIJO (ser “hijo” significa que “ha recibido la vida por parte de su progenitor, no hace falta ser muy inteligente para saber algo tan elemental), ya que Dios el padre es “QUIEN DA VIDA A TODOS”, vamos a leerlo:



1 Timoteo 6: 13: “Ahora, delante de Dios, que da vida a todo lo que existe, y delante de Jesucristo, que también hizo una buena declaración y dio testimonio ante Poncio Pilato…” (versión “Dios habla hoy”).



Salmos 36:9: “Porque en ti está la fuente de la vida; en tu luz vemos la luz”.


Hechos 17:25: “ni es servido por manos humanas, como si necesitara de algo, puesto que El da a todos vida y aliento y todas las cosas”.


Por lo tanto; la fuente de la vida es el padre celestial, el cual ha dado vida a todo lo que existe, y eso incluye a su primer y único hijo Jesucristo, ya que el mismo señor Jesucristo lo confirma en Juan 5: 26. La diferencia es (como vamos a demostrar más adelante) que nuestro señor Jesucristo en su preexistencia recibió la vida de forma directa de su padre celestial (fue engendrado de la misma sustancia y poder del Dios supremo, por esa razón Jesús en su preexistencia nunca fue una “criatura creada”, sino que es un “hijo único y propio del padre”), mientras que todo lo demás que existe Dios el padre le ha dado existencia A TRAVÉS DE SU PRIMER Y ÚNICO HIJO.

Jesucristo es nuestro “hermano mayor”, porque en todo ha sido el primero. Nosotros los humanos (al igual que los seres espirituales), hemos recibido la existencia por la voluntad del padre celestial, mientras que Jesús en su preexistencia es el primero en recibir la vida, y a través de él Dios el padre le da vida a todo lo demás, por eso Jesús en su preexistencia es diferente a las demás criaturas a las cuales Dios ha dado existencia. Por eso es por lo que he dicho que Jesús es nuestro “hermano mayor”, Él es quien nos santifica y nosotros somos los santificados, pero lo importante es que TODOS PROCEDEMOS DE UN MISMO PADRE, vamos a leerlo:



Hebreos 2: 11-12: “Porque tanto el que santifica como los que son santificados, son todos de un mismo Padre; por lo cual Él no se avergüenza de llamarlos hermanos, diciendo: ANUNCIARE TU NOMBRE A MIS HERMANOS, EN MEDIO DE LA CONGREGACIÓN TE CANTARE HIMNOS. …”

Con ladridos de perro rabioso, el líder titiano dice lo siguiente, en el capítulo 12 de su herético libro:

“Luego cita usted el pasaje de 1Timoteo 6:13 para enseñar la misma patraña de que Dios le dio la vida en el cielo a Jesús antes de todos los siglos. Usted es un mentiroso. Ese pasaje no dice eso por ninguna parte, lo único que dice es que Dios el Padre da vida a todas las cosas, ¡¡pero ahí no se dice que él diera la vida a Cristo en el cielo!!. El Padre se la dio en la tierra, cuando lo engendró en el vientre de María, y se la dio de nuevo en la resurrección, así lo enseña bien claro la Biblia (pág. 54)


En primer lugar, líder titiano, yo no he dicho que el Dios supremo le haya dado la vida a Jesucristo en “el cielo”; NO PONGAS EN MI BOCA LO QUE YO NO HE DICHO, PEDAZO DE MENTIROSO. Lo que nosotros decimos (y lo vamos a demostrar), es que el Dios supremo le dio la vida a su primer hijo ANTES DE LA CREACIÓN DE TODAS LAS COSAS, EN LA ETERNIDAD. Si decimos que eso sucedió antes de ser creadas todas las cosas, entonces ¿de qué cielo hablas tú? 

Observen bien la respuesta rabiosa del líder titiano, cuando intenta neutralizar un pasaje bíblico dictado por un apóstol de Jesucristo. El apóstol Pablo dice que “DIOS EL PADRE LE DA VIDA A TODO LO QUE EXISTE”, pero Tito Martínez dice que ¡!NO!!, la pregunta es: ¿Cuál de los dos fue quien recibió la revelación divina: el apóstol Pablo o Tito Martínez, líder de la secta titiana? Yo personalmente prefiero creerle al apóstol Pablo; y si Pablo dice que el Dios supremo le ha dado vida a todo lo que existe: YO SIMPLEMENTE LE CREO, PORQUE LO ESTA DICIENDO UN APÓSTOL DE JESUCRISTO. Curiosamente a Tito Martínez parece que le encanta contradecir al apóstol Pablo, por ejemplo: el apóstol pablo asegura que el Dios supremo es el creador de todas las cosas (1 Corintios 8:6), pero el líder de la secta titiana dice que no, contradiciendo de forma temeraria y fanfarrona a un verdadero apóstol de Jesucristo. Vean por ustedes mismos la afirmación del pervertido Tito Martínez en el capítulo 12 de su herético libro:



“A Dios sencillamente le plació crear lo que le dio la gana crear, que fueron los cielos y la tierra, pero no su trono en el cielo ni su templo celestial.”

¿Ven ustedes? Con todo desparpajo el líder de la secta titiana asegura que Dios creó “lo que le dio la gana”, pero que (supuestamente) no creó su trono ni su templo, y en otro texto que les mostrare después, dice que tampoco creó el paraíso del tercer cielo. Esto debe quedar claro de una buena vez; cuando las escrituras aplican la palabra “TODO” al Dios supremo, se está refiriendo a “UN TODO ABSOLUTO”, y eso es fácil de demostrar usando las palabras del mismo señor Jesucristo. En cierto pasaje Jesús dice que “EL PADRE ES MAYOR QUE YO” (Juan 14: 28), pero en otro pasaje, Jesús decide enfatizar que el Dios supremo “ES MAYOR QUE TODOS”, INCLUYENDO AL MISMO JESUCRISTO, vamos a leer el pasaje:

Juan 10:29: “Mi Padre que me las dio es mayor que TODOS, y nadie las puede arrebatar de la mano del Padre”.

Aquí la palabra “TODOS” es absoluta, ya que evidentemente NADIE ES MAYOR QUE EL DIOS SUPREMO, NI EN SABIDURÍA, NI EN PODER NI EN TIEMPO DE VIDA.
Por lo cual, cuando los apóstoles y los profetas aseguran que Dios es “EL CREADOR DE TODO”, no está dejando nada fuera de ese contexto, salvo la especificación de que la sabiduría en la eternidad, es decir: antes de la creación:  FUE ENGENDRADA, y ser engendrada no es lo mismo que ser creado (proverbios 8: 22-36).
De todo esto hablaremos más adelante, ya que todas las apestosas doctrinas de demonios inventada por ese sujeto pervertido quedaran todas desenmascarada por la espada del espíritu, que es la palabra de Dios.


Continuemos con el tema de la doctrina de “EL PADRE Y EL HIJO”.

Vamos a demostrar en este análisis que cuando Jesús dice que el Dios supremo es su “PADRE”, lo está diciendo de forma totalmente literal, es decir; el Dios supremo es el padre directo del señor Jesucristo, antes y después de Jesús convertirse en hombre; por el simple hecho bíblico e histórico de que el Dios supremo LE CONCEDIÓ A JESUCRISTO “EL TENER VIDA EN SI MISMO”, y ya estamos claros que un VERDADERO hijo es aquel que recibe la vida por causa de un padre.
Observen en este pasaje como Jesús siempre decía que el Dios supremo es SU “PROPIO” PADRE, y esa era la razón por la cual los judíos apostatas querían matarlo:


Juan 5:18: “Entonces, por esta causa, los judíos aún más procuraban matarle, porque no sólo violaba el día de reposo, sino que también llamaba a Dios SU PROPIO PADRE, haciéndose igual a Dios.”



Además de esto, el apóstol pablo certifica que el Dios supremo envió al mundo a SU “PROPIO” HIJO:


Romanos 8: 32 “El que no escatimó ni a su “PROPIO” HIJO, sino que lo entregó por todos nosotros, ¿cómo no nos dará también con él todas las cosas?”



En ambos pasajes la palabra “PROPIO” da a entender que Jesús es literalmente UN HIJO ABSOLUTO DEL PADRE CELESTIAL, es decir: es un hijo único y directo de su Padre. Si leen la palabra “PROPIO” de esos pasajes en la concordancia strong, dice lo siguiente:

G2398:n ἴδιος ídios; de afin; pertinente a uno mismo, i.e. propio de uno; por impl. (vuestros) privado, propio, suyo.



Mas claro imposible. Aquí el griego original está mostrando el significado de la palabra “propio” (idios), donde aclara que Jesús viene a ser un hijo “propio de uno” “perteneciente a uno mismo”, es decir: ES PROPIEDAD DE SU PADRE. Pues claro, si el Dios supremo fue quien le dio la vida a su hijo.



Observen atentamente como en el siguiente pasaje se testifica que DIOS ENVIÓ A SU “HIJO” AL MUNDO, es decir: jamás vamos a encontrar un pasaje en las escrituras que diga que “DIOS ENVIÓ A SU COMPAÑERO COETERNO AL MUNDO”. Evidentemente lo que queremos puntualizar con esto es sencillamente que Jesús antes de venir al mundo transformado en hombre YA ERA EL HIJO DE DIOS.

1 Juan 4:14-15: “Y nosotros hemos visto y damos testimonio de que el Padre envió al Hijo para ser el Salvador del mundo. Todo aquel que confiesa que Jesús es el Hijo de Dios, Dios permanece en él y él en Dios.”

Este pasaje de 1 Juan 4: 14-15 asegura que los apóstoles de Jesús DABAN TESTIMONIO de que el padre celestial había enviado a SU HIJO para que este sea el salvador del mundo, en pocas palabras; parte de la predicación y testimonio cristiano que proclamaban los apóstoles era que DIOS EL PADRE HABÍA ENVIADO A SU HIJO AL MUNDO, y quien creyera esa verdad proclamada por los apóstoles, Dios mismo ha de permanecer en ese persona, ya que dicho pasaje dice que “Todo aquel que confiesa que Jesús es el Hijo de Dios, Dios permanece en él y él en Dios.” Esto demuestra una vez más que la doctrina del padre y el hijo es fundamentar para la salvación: es decir: según ese pasaje lo único que necesitamos reconocer los verdaderos cristianos es simplemente que Jesús es EL HIJO DE DIOS, y reconociendo esto es que “DIOS PERMANECE EN NOSOTROS”. Por lo tanto (lo repito otra vez) reconocer a Jesús como el hijo de Dios (y obedecerlo, claro) es fundamentar para la salvación.



Esto que afirma las escrituras es totalmente contrario a la creencia que Tito Martínez le enseña a su grupo de TITIANOS, ya que el líder titiano les dice a sus seguidores lo siguiente en el capítulo 10 de su nocivo libro:
“Aquellos apostatas y herejes que niegan la eternidad de Jesucristo sencillamente están rechazando que él es IEVE de los ejércitos, ellos no confiesan que Jesús es el Señor IEVE, y, por lo tanto, NO SE PODRÁN SALVAR.”
Y en el capítulo 13 de su nocivo libro, continúa diciendo el líder titiano:






Las escrituras dicen que lo único que necesitamos para ser salvos es “RECONOCER Y CONFESAR A JESÚS COMO EL HIJO DE DIOS” eso es lo que enseña el nuevo testamento de forma literal, vamos a leerlo:



Juan 6: 40: “Porque la voluntad de mi Padre es que todo el que reconozca al Hijo y crea en él tenga vida eterna, y yo lo resucitaré en el día final.”

Sin embargo, el líder de la secta TITIANA (al cual le fascina contradecir lo revelado en las escrituras) enseña que “LOS QUE NIEGUEN LA “ETERNIDAD” DE JESUCRISTO SON UNOS SUPUESTOS “HEREJES” QUE RECHAZAN A IEVE DE LOS EJÉRCITOS, y que por esto “NO SERÁN SALVOS”. Y luego continúa diciendo el líder titiano que “para creer en el nombre de cristo para poder salvarse es igual a creer que él es el ETERNO Ieve de los ejércitos, el segundo Dios eterno, y que quien niegue que Jesús es el segundo Dios ETERNO no se puede salvar.”
En pocas palabras, el líder titiano está poniendo condiciones a la salvación que en realidad la biblia NO IMPONE, ya que en ninguna parte de las escrituras se dice que para ser salvos tenemos que reconocer que Jesús había sido “un Dios coeterno” con el padre. Jamás los apóstoles predicaron tal cosa, y no existe ni un solo registro histórico que demuestre que ese tipo de doctrina fue creída por los cristianos de los 3 primeros siglos de la iglesia.  Noten que en todo esto lo que hay es un juego diabólico de palabras, ya que en realidad lo que enseña el líder de la secta TITIANA es que en su preexistencia JESÚS HABÍA SIDO “COETERNO CON EL PADRE” (exactamente lo que dice el dogma trinitario de la gran ramera católica romana), sin embargo (y para traer confusión) Tito Martínez dice en ese párrafo de su libro que “EL QUE NO CREE QUE JESÚS ES ETERNO NO PUEDE SER SALVO” ¿notan ustedes como ese sujeto manipula las cosas?. Repito: NO EXISTE NINGUNA ENSEÑANZA APOSTÓLICA QUE DIGA QUE “PARA SER SALVOS” TENEMOS QUE CREER QUE EL SUPUESTO “SEGUNDO DIOS ES ETERNO”; ¡!ESO ES UNA FABULA BURLESCA INVENTADA POR EL PERVERTIDO LÍDER DE LA SECTA DESTRUCTIVA TITIANA, EL CUAL IMPONE ESA HEREJÍA PARA TRAER TERROR A SU GRUPO DE TITIANOS, Y DE ESTE MODO SOMETERLO A CREER DE FORMA OBLIGATORIA QUE SI NO CREEN QUE ESE SEGUNDO DIOS ES ETERNOS, SE CONDENAN AL LAGO DE FUEGO!!.

Nosotros los verdaderos cristianos bíblicos sabemos perfectamente que Jesús “VIVE PARA SIEMPRE, es decir: ES ETERNO”, y lo podemos leer en el siguiente pasaje:

Hebreos 13:8: "Jesucristo {es} el mismo ayer y hoy y por los siglos".

Apocalipsis 1:18: “y el que vive, y estuve muerto; y he aquí, estoy vivo por los siglos de los siglos, y tengo las llaves de la muerte y del Hades.”

Jesús tiene la vida eterna, porque evidentemente su padre celestial se la ha dado (leer Juan 5:26. También leer proverbios 8: 22 en la versión internacional) pero esa eternidad de Jesús no es absoluta; es decir; Jesús vive para siempre, es eterno, DESDE EL MOMENTO EN QUE SU PADRE CELESTIAL LE HA CONCEDIDO EL TENER VIDA EN SI MISMO (una vida COMO LA DEL PADRE, es decir: una vida NO HUMANA, como veremos más adelante). Que la eternidad del señor Jesucristo es relativa, en breve lo vamos a demostrar con un ejemplo bíblico que es irrefutable (aunque esa eternidad o vida eterna se vio truncada cuando Jesús se hiso hombre, murió y fue sepultado por tres días, donde Jesús quedo sumido en LA NO EXISTENCIA, pero después que el padre le levantó de entre los muertos, Jesús recobró ese poder de vivir por siempre que anteriormente ya había tenido antes de convertirse en hombre). El único ser que tiene vida en sí mismo y eternidad absoluta de forma autosuficiente (autoexistente e inmortal: 1 Timoteo 1:17) es, de forma exclusiva, el padre celestial, YA QUE NINGÚN PASAJE BÍBLICO DICE QUE AL PADRE CELESTIAL ALGUIEN LE HAYA DADO LA VIDA, y ese poder de vivir por sí mismo, donde solo existe eternidad, es lo que hace que el padre celestial sea el más poderoso de todos los dioses, de quien proceden todas las cosas, ya que absolutamente nada puede existir antes que él, y esto también lo vamos ir aclarando más adelante (Isaías 43: 10-13). Por lo tanto, nosotros sí creemos que Jesús vive por siempre, eternamente, pero claro: desde el momento que SU PADRE le concedió el tener vida. Tito Martínez dice que “PARA SER SALVOS” TENEMOS QUE CREER QUE EL SUPUESTO “SEGUNDO DIOS ES ETERNO”, y yo pregunto ¿Dónde dice la biblia eso?, pues evidentemente NO LO DICE EN NINGÚN LUGAR, ya que anteriormente hemos leído que el requisito para alcanzar la vida eterna es simplemente aceptar la doctrina bíblica de EL PADRE Y EL HIJO; confesando que Jesús es “EL HIJO DE DIOS”



Ahora veamos como los apóstoles de Jesús testificaron y reconocieron a cristo como “EL HIJO DE DIOS”, ya que, evidentemente, los apóstoles jamás reconocieron a Jesús como un ser que anteriormente había sido coeterno con su propio padre:

Mateo 16:16: “Respondiendo Simón Pedro, dijo: Tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente”.

Reconocer a Jesús como “EL HIJO DE DIOS” era parte fundamental de la predicación apostólica, veamos:


Hechos 8:37: “Y Felipe dijo: Si crees con todo tu corazón, puedes. Respondió él y dijo: Creo que Jesucristo es el Hijo de Dios.”


lo primero que hiso Saulo de Tarso al convertirse en el apóstol Pablo fue precisamente predicar que Jesús es EL HIJO DE DIOS, veamos:

Hechos 9:20: “Y enseguida se puso a predicar a Jesús en las sinagogas, diciendo: Él es el Hijo de Dios.”


Noten que en ninguna parte del nuevo testamento los apóstoles jamás predicaron diciendo que Jesús había sido “el compañero coeterno de Dios”, y jamás mencionaron la doctrina TITIANA de “tronos y templos celestiales autoexistentes”. Lo único que predicaron los apóstoles fue que Jesús era el hijo de Dios, también predicaron sobre la resurrección de Jesús de entre los muertos y sobre la salvación que Dios ha provisto a través de su hijo. Esas son las enseñanzas fundamentales y básicas de la predicación apostólica por las cuales, quien la creyere, será salvo; pero doctrinas como los dioses coeternos, más la creencia irracional de tronos y palacios celestiales autoexistentes, de eso no existe ni rastro en la predicación fundamental de los apóstoles: MAS AUN: NI LOS APÓSTOLES NI LA CREENCIA DE LA IGLESIA DE LOS PRIMEROS 3 SIGLOS JAMÁS MENCIONARON QUE PARA PODER SER SALVOS TENGAMOS QUE CREER EN LA DOCTRINA DE “DIOSES COETERNOS”, NI MUCHO MENOS DIJERON QUE PARA SER SALVOS “DEBEMOS CONFESAR QUE EL SEGUNDO DIOS ES ETERNO”, ya que la doctrina de dioses coeterno no existe en las escrituras, ni fue creída ni predicada por los cristianos de los primeros 3 siglos; en realidad esa doctrina aparece en forma detallada en el siglo quinto, plasmado en el dogma católico trinitario de Atanasio.



El mismo padre celestial reconoce públicamente a Jesús como “SU HIJO”, ese es el testimonio que el padre ha dado enviando su voz desde el cielo, y quien no acepte este testimonio hace de Dios un mentiroso, veamos:

Mateo 3:17: “Y he aquí, se oyó una voz de los cielos que decía: Este es mi Hijo amado en quien me he complacido.” (jamás de todos los jamases vamos a encontrar un pasaje donde el Dios supremo haya enviado su voz testificando que Jesús había sido “su compañero coeterno”)



Ya en el antiguo testamento se reconocía que Dios el padre tenía un hijo especial:

proverbios 30: 4: “¿Quién subió al cielo y descendió? ¿Quién recogió los vientos en sus puños? ¿Quién envolvió las aguas en su manto? ¿Quién estableció todos los confines de la tierra? ¿Cuál es su nombre o el nombre de su hijo? Ciertamente tú lo sabes.” (lo que nunca vamos a encontrar en el antiguo testamento es algún pasaje que diga que los profetas hablaron alguna vez sobre la doctrina de los dioses coeternos).



y el mismo satanás vino a Jesús a tentarlo, siendo la base de la tentación que Jesús demostrara que “ERA EL HIJO DE DIOS”, veamos:

Mateo 4: 3: “Y vino a Él el tentador, y le dijo: Si eres el Hijo de Dios, di que estas piedras se conviertan en pan”.

Hasta los demonios tienen que reconocer la gran verdad de que Jesucristo es “EL HIJO DE DIOS”:



Marcos 3:11: “Y siempre que los espíritus inmundos le veían, caían delante de Él y gritaban, diciendo: Tú eres el Hijo de Dios.”

Marcos 5:7: “y gritando a gran voz, dijo: ¿Qué tengo yo que ver contigo, Jesús, Hijo del Dios Altísimo? Te imploro por Dios que no me atormentes”.


Observen ahora como los mismos sacerdotes y fariseos atacaban a Jesús por este decir que era “EL HIJO DE DIOS”



Mateo 26:63: “Mas Jesús callaba. Y el sumo sacerdote le dijo: Te conjuro por el Dios viviente que nos digas si tú eres el Cristo, el Hijo de Dios.”



 Estos sacerdotes eran grandes estudiantes del antiguo testamento, y ellos sabían perfectamente que el mesías venidero era “UN HIJO ESPECIAL DE DIOS”, que ya previamente existía, pues ya en proverbios 30: 4 esos antiguos profetas andaban preguntando por el nombre de ese misterioso hijo, es por eso por lo que el sumo sacerdote le lanza esta pregunta al señor Jesucristo:
“Marcos 14:61: “Le volvió a preguntar el sumo sacerdote, diciéndole: ¿Eres tú el Cristo, el Hijo del Bendito?”

Si Jesús hubiese estado predicando la trinidad, o diciendo que él es la supuesta “SEGUNDA PERSONA DEL DIOS TRINO ENCARNADO “en esos tres años que anduvo en medio del pueblo de Israel, los sacerdotes no le hubieran preguntado si él era el hijo de Dios; le hubieran preguntado ¿‘’tú eres Dios, la segunda persona de la trinidad?’’. O, por el contrario, si Jesús hubiera estado predicando el unicitarismo le hubieran preguntado: “¿ERES TU EL MISMO PADRE CELESTIAL DISFRAZADO DE HIJO”? Mas aún, si Jesús hubiera sido un titiano, le hubieran preguntado: ¿ERES TU EL SEGUNDO IEVE COETERNO CON SU PADRE Y QUE TIENE EL TITULO HIJO”?
Los sacerdotes estaban bien al tanto de todo lo que predicaba Jesús y ellos sabían muy claramente que Jesús siempre afirmó que era EL HIJO DE DIOS. Por eso Jesús les responde de esta manera:

‘’Sí, yo soy —dijo Jesús—. Y ustedes verán al Hijo del hombre sentado a la derecha del Todopoderoso, y viniendo en las nubes del cielo’’. Marcos 14: 62.

Jesucristo no podía negar esta gran verdad; él es el hijo de Dios. Después de esta afirmación los sacerdotes lo condenaron a muerte acusándolo de BLASFEMIA. ¿Cuál era la blasfemia?  Los sacerdotes eran buenos conocedores de las escrituras del antiguo testamento y por tanto ellos sabían que Dios el padre tenía un hijo único el cual había sido engendrado por el padre celestial antes que toda otra creación (comparar con proverbios 8: 22-36) y ese hijo era el representante de Dios ante la creación y lo llamaban el ángel de Yahveh, por tanto, lo que entendieron muy correctamente esos sacerdotes es que Cristo estaba tomando el lugar de ese hijo único de  Dios el padre, el cual, al ser una entidad divina, era igual a Dios, es decir; un ser poderoso o divino, pues esa ese es el significado etimológico de la palabra o el titulo Dios: ‘’PODEROSO’’.

Estando ya clavado en el madero de tormento los enemigos de Jesús se burlaban de él diciendo:

 ‘’ Confió en Dios; líbrele ahora si le quiere; porque ha dicho: Soy Hijo de Dios.’’ Mateo 27:43.

Por tanto, la supuesta blasfemia que veían los sacerdotes era que Cristo estaba usurpando el lugar del ángel de Yahveh como el hijo único de Dios, lo cual hacía que Jesús fuera igual a Dios, es decir: un ser divino (en realidad Jesús no mintió, ya que, en su preexistencia, él era el mismo ángel de Yahveh, como vamos a demostrar detalladamente más adelante).

Juan 19:7: “Los judíos le respondieron: Nosotros tenemos una ley, y según esa ley Él debe morir, porque pretendió ser el Hijo de Dios.”


Pero no solo es el asunto de reconocer a Jesús como “EL HIJO DE DIOS”, sino que también parte de la doctrina fundamental de la verdadera fe cristiana y apostólica es reconocer de forma pura que “EL DIOS SUPREMO ES EL PADRE DEL SEÑOR JESUCRISTO, ANTES Y DESPUÉS DE ESTE SER HOMBRE”.



En su forma humana Jesús reconoce al Dios supremo como “SU PADRE”, veamos:

Juan 8: 54: “Jesús respondió: Si yo mismo me glorifico, mi gloria no es nada; es mi Padre el que me glorifica, de quien vosotros decís: Él es nuestro Dios”



Inmediatamente Jesús resucita de entre los muertos lo primero que hace es reconocer al Dios supremo como “SU PADRE”, leámoslo:



“Subo a mi Padre y a vuestro Padre, a mi Dios y a vuestro Dios. ’’ Juan 20: 17.

Mas aun, ya estando en el cielo, habiendo ya recuperado la forma glorificada que había tenido antes de la creación del mundo, Jesús continúa reconociendo que el Dios supremo es “SU PADRE”, vamos a leerlo:


Apocalipsis 3: 21 “`Al vencedor, le concederé sentarse conmigo en mi trono, como yo también vencí y me senté con mi Padre en su trono”.



Apocalipsis 2:18: Y escribe al ángel de la iglesia en Tiatira: ``El Hijo de Dios, que tiene ojos como llama de fuego, y cuyos pies son semejantes al bronce bruñido, dice esto”.


Que el Dios supremo era el “Dios y padre” del señor Jesucristo era una enseñanza fundamentar de los apóstoles, vamos a leerlo:



‘’ Bendito el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo…1 de Pedro 1: 3, 5

‘’Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, Padre de misericordias y Dios de toda consolación, ’’ 2 Corintios 1:3

‘’El Dios y Padre de nuestro Señor Jesús, quien es bendito por los siglos, sabe que no miento. ’’ 2 Corintios 11:31

‘’Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, quien nos ha bendecido en Cristo con toda bendición espiritual en los lugares celestiales. ’’ Efesios 1:3.

Como ya explicábamos anteriormente, muchas sectas del falso cristianismo han pretendido hacer confusa esta verdadera doctrina cristiana de “EL PADRE Y EL HIJO”, y de forma indirecta HASTA NIEGAN QUE JESÚS ES “EL HIJO ÚNICO Y PROPIO DE DIOS”, y todo esto lo han intentado a través de dogmas e imposiciones doctrinales que nada tiene que ver con la verdad. Falsas doctrinas como el unicitarismo, el trinitarismo, y el dualitarismo-titiano han querido pervertir la doctrina de “el padre y el hijo”, y han querido eliminar la posición de Cristo como “hijo” directo y único del padre celestial,  unos (los unicitarios) diciendo que “EL HIJO ES EL MISMO PADRE”, y los otros (los trinitarios: dogma católico de Atanasio) diciendo que Jesús en su preexistencia fue un ser “coeterno junto con el padre”, y al mismo tiempo su “hijo”, algo que es totalmente absurdo y ridículo, ya que, si Jesús fue coeterno con su padre, entonces no puede al mismo tiempo ser su hijo “eterno”, ya que evidentemente un verdadero hijo es aquel que ha recibido la vida por parte de un padre. Lo mismo sucede con esta doctrina “DUALITARIA” inventada por Tito Martínez y apoyada por unos cuantos que le quedan en su grupo de TITIANOS, ya que ellos están promoviendo una doctrina semejante a la creencia trinitaria de la gran ramera, donde el líder titiano asegura que Jesús en su preexistencia había sido “EL COMPAÑERO COETERNO DE DIOS”, pero resulta que también el líder titiano, al darse cuenta que el antiguo testamento habla de ese HIJO ESPECIAL DE DIOS (proverbios 30: 4), también tiene que aceptar que en su preexistencia Jesús es “EL HIJO DE DIOS”. Evidentemente la simple lógica nos dice que no se puede ser “coeterno con Dios” y al mismo tiempo ser “hijo de Dios”, ya que se estaría aceptando creencias irracionales como decir que “un hijo tiene el mismo tiempo de vida que su progenitor”. Mas adelante les voy a mostrar a ustedes la justificación descabellada y sin sentido que da el líder de la secta TITIANA sobre ese pasaje de proverbios 30: 4.

Reconocer a Jesús como “el hijo de Dios” es lo que en realidad nos hace aceptos ante Dios para poder ser salvos, ya que Dios mismo es quien ha testificado desde el cielo que Jesús es su hijo, y quien niegue de forma voluntaria este testimonio divino (después de haber conocido esta gran verdad), simplemente no puede ser salvo, ya que hace de Dios un mentiroso, y todos los verdaderos cristianos sabemos que Dios NO PUEDE MENTIR, por lo tanto: la salvación no depende en creer la fábula TITIANA que consiste en, supuestamente, reconocer a Jesús como  “coeterno con el padre”, sino que las escrituras enseñan que para poder ser aceptos ante Dios debemos de reconocer es a Jesús COMO EL HIJO DE DIOS, vamos a leerlo nuevamente desde la versión “lenguaje actual”:



1 Juan 5: 9-12: “Nosotros valoramos lo que dice la gente, pero valoramos más lo que Dios dice, porque nos habla acerca de su Hijo. Confiar en el Hijo de Dios es creer en lo que Dios ha dicho. Pero el que no cree en Dios lo hace pasar por mentiroso, porque no ha creído lo que Dios mismo ha dicho acerca de su Hijo Jesucristo. Y lo que Dios ha dicho es que él nos ha dado vida eterna, y que tendremos esa vida si creemos en su Hijo. Si vivimos unidos al Hijo de Dios, tenemos vida eterna. Si no vivimos unidos al Hijo de Dios, no tenemos vida eterna.



Juan 20:31: pero éstas se han escrito para que creáis que Jesús es el Cristo, el Hijo de Dios; y para que, al creer, tengáis vida en su nombre.” (tener vida en su “nombre”, quiere decir: POR CAUSA DE EL: de su persona. Esto lo especifico porque más adelante les voy a mostrar a ustedes los malabares que hace el líder de la secta titiana para al final llegar a la necia conclusión de que “Por consiguiente, creer en el Nombre de Cristo para salvarse significa sencillamente CREER QUE ÉL ES EL ETERNO IEVE DE LOS EJÉRCITOS, EL HIJO DE DIOS, o dicho en otra palabras, el segundo Dios eterno. ¡¡Los que niegan que Cristo es el Señor IEVE de los ejércitos, y niegan que él es el segundo Dios eterno que siempre ha vivido con el Padre eterno jamás se podrán salvar!!. A fin de cuenta ya estamos claro que con todos estos malabares o cantinfladas el único fin al que quiere llegar el líder titiano es a imponer la doctrina antibíblica de que quien niege que él es el segundo Dios eterno que siempre ha vivido con el Padre eterno jamás se podrán salvar!!”., ya verán ustedes lo fácil que se desmonta esa fabula).



La doctrina de “EL PADRE Y EL HIJO” es en realidad muy simple: lo único que se necesita es reconocer que Jesús es el hijo de Dios por el hecho de que HA RECIBIDO LA VIDA POR PARTE DEL DIOS SUPREMO, tal y como el mismo señor Jesucristo lo reconoce en Juan 5: 26, ya que un verdadero HIJO es aquel que nace o recibe la vida por parte DE UN PADRE, y además ese hijo necesita de su padre para poder vivir, algo que también Jesucristo reconoce en Juan 6: 57. Pero recordemos que Jesús había sido preexistente antes de ser hombre, lo que quiere decir que había recibido la vida antes de convertirse en hombre, más aún: había recibido la vida y ya era el hijo de Dios antes de la creación de todas las cosas, y esto es algo que voy a demostrar más adelante en este estudio, además de que (como prometí anteriormente) les voy a traer un pasaje donde queda más que claro que la eternidad de Jesucristo en su preexistencia no es una eternidad absoluta, y les digo: ese es el único pasaje que existe en todo el nuevo testamento donde ese hecho queda totalmente claro: lo cual demuestra que Jesús fue, es y será siempre EL HIJO ÚNICO Y PROPIO DEL PADRE CELESTIAL.


Por lo tanto: YO (Alexander Gell) Y UN GRAN NUMERO DE CRISTIANOS BÍBLICOS APOYAMOS EN SU MÁXIMO ESPLENDOR LA DOCTRINA BÍBLICA Y FUNDAMENTAL DE LA FE CRISTIANA: LA DOCTRINA DE EL PADRE Y EL HIJO, RECONOCIENDO EN TODA SU MAGNITUD LA POSICIÓN DE “HIJO UNIGÉNITO” QUE TIENE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO ANTE SU PADRE CELESTIAL, ya que dice el apóstol Juan que quien tiene esta doctrina de cristo tiene también a Dios.

Los que NO APOYAN la doctrina de “el padre y el hijo” son aquellos que tienen el espíritu del anticristo, vamos a leerlo:

1 Juan 2:22: ¿Quién es el mentiroso, sino el que niega que Jesús es el Cristo? Este es el anticristo, el que niega al Padre y al Hijo.


1 Juan 2:23: Todo aquel que niega al Hijo tampoco tiene al Padre; el que confiesa al Hijo tiene también al Padre.
Por lo tanto, los unicitarios, los trinitarios y los dualitarios titianos forman parte de los promotores de la doctrina del anticristo. Los primeros (los unicitarios) niegan la existencia del hijo único y propio del padre celestial, afirmando la mentira de que “EL PADRE ES EL MISMO HIJO DISFRAZADO”, y los demás (los trinitarios y los dualitarios titianos), niegan al hijo único del padre celestial, y lo convierten en una especia de “hijo adoptivo”, ya que ellos no creen que Dios el padre le ha dado la existencia a ese hijo antes de la creación de todas las cosas, sino que creen en la burrada irracional de que Jesús en su preexistencia TENIA EL MISMO TIEMPO DE VIDA QUE TIENE SU PROPIO PADRE



Peor aún, ya que para la secta TITIANA la verdadera doctrina fundamentar de la fe cristiana (“EL PADRE Y EL HIJO”) no tiene ninguna validez, en su forma pura, para la salvación, tal y como lo afirma las escrituras, ya que el líder titiano (Tito Martínez) les enseña a su grupo de TITIANOS que para ser salvos tienen que reconocer que en su preexistencia Jesús era “IEVE de los ejércitos” (lo cual es cierto, Jesús en su preexistencia se le conocía portando el nombre divino de su padre), pero la mentira y la añadidura viene cuando tienen que reconocer que era (supuestamente) coeterno con el Dios supremo, ya que afirma el líder titiano que quien no reconozca que ese SEGUNDO IEVE era “ETERNO” NO PUEDE SER SALVO. Esa creencia TITIANA no es más que una horrenda fabula, donde muy astutamente el líder titiano liga la verdad con la mentira, ya que evidentemente a Jesús en su preexistencia sí que se le conocía como el “ángel de Yahveh”, y hasta portaba como propio el nombre divino (sea que se pronuncia IEVE, YAHWEH, O YAHVEH, de mi parte me es más cómodo pronunciarlo YAHVEH), esta parte es correcta; pero lo que nunca vamos a encontrar en ninguna parte de las sagradas escrituras es que se diga que “PARA SER SALVOS TIENEN QUE RECONOCER AL SEGUNDO IEVE COMO COMPAÑERO COETERNO DEL DIOS SUPREMO”: ¡!ES EN ESTA AFIRMACIÓN DONDE EL LÍDER TITIANO MIENTE DE FORMA ABSURDA Y DESCARADA, YA QUE LOS APÓSTOLES DE JESUCRISTO JAMÁS DIJERON ESO, Y ESA DOCTRINA NUNCA FUE DOCUMENTADA NI CREÍDA POR LOS CRISTIANOS DE LOS 3 PRIMEROS SIGLOS DE LA IGLESIA!! Y no solo miente de forma descomunal y abominable el pervertido Tito Martínez, sino que intenta neutralizar la verdadera doctrina que les asegura a los cristianos la vida eterna: LA DOCTRINA DE EL PADRE Y EL HIJO. Por esto afirmo que al igual que los unicitarios y los trinitarios, la doctrina dualitaria de los titianos también es parte de la doctrina del anticristo.



Ese asunto de imponer doctrinas antibíblicas, para luego decir que “quien no crea en esa doctrina no puede ser salvo”, proviene directamente de los dogmas de la gran ramera católica romana. El dogma trinitario de Atanasio con sus dioses coeternos asegura exactamente lo mismo que dice el líder titiano; que aquel que no crea que el padre y el hijo eran coeternos NO PUEDEN SER SALVOS. Vamos a leer parte de ese pervertido, mentiroso y herético dogma trinitario de Atanasio, y ustedes mismo hagan la comparación con lo que afirma el líder titiano:


“INCREADO EL PADRE, INCREADO EL HIJO, INCREADO EL ESPÍRITU SANTO. EL PADRE ES INMENSO, EL HIJO ES INMENSO, EL ESPÍRITU SANTO ES INMENSO. EL PADRE ES ETERNO, EL HIJO ES ETERNO, EL ESPÍRITU SANTO ES ETERNO. SIN EMBARGO, NO SON TRES ETERNOS, SINO UN ETERNO. COMO TAMPOCO SON TRES INCREADOS, NI TRES INMENSOS, SINO UN INCREADO Y UN INMENSO.  Y EN ESTA TRINIDAD NINGUNO ES PRIMERO O POSTRERO; NINGUNO MAYOR O MENOR; SINO QUE TODAS LAS TRES PERSONAS SON COETERNAS JUNTAMENTE Y COIGUALES, IGUALMENTE, EL PADRE ES TODOPODEROSO, EL HIJO ES TODOPODEROSO, EL ESPÍRITU SANTO ES TODOPODEROSO. SIN EMBARGO, NO SON TRES TODOPODEROSOS, SINO UN TODOPODEROSO … ESTA ES LA VERDADERA FE CATÓLICA; QUE, SI ALGUNO NO LA CREYERE FIRME Y FIELMENTE, NO PODRÁ SER SALVO”.



Cómo podemos ver es en ese credo pervertido, editado en el siglo 5 por los seguidores de la doctrina Atanasiana, que aparecen los dioses coeternos. Tito Martínez no es trinitario (eso me consta, ya que no puedo calumniar como si lo hace el pervertido líder titiano), pero se ha inventado una enseñanza denominada “DUALITARIA”, donde existen dos supuestos dioses coeternos y todopoderosos, que a pesar de ser igual de eternos y todopoderosos, ¡!UNO ES MAYOR QUE EL OTRO!!. ¿PERO SE PUEDE SER MAS IRRACIONAL Y CONTRADICTORIO?, pero lo paradójico del caso es que Tito Martínez asegura exactamente lo mismo que dice ese dogma católico pervertido; “QUIEN NO CREE QUE EL PADRE Y EL HIJO SON COETERNOS NO PUEDE SER SALVO”, cuando en realidad eso no lo dice las escrituras en ningún lugar. Solo su grupito de titianos se puede creer tal disparate sin ni siquiera cuestionar, ya que le tienen miedo al neonazi y pervertido líder titiano.

Además de esto, voy a demostrar que los TITIANOS son una secta destructiva.

observen con atención el siguiente pasaje bíblico:
“Pero se levantaron falsos profetas entre el pueblo, así como habrá también falsos maestros entre vosotros, los cuales encubiertamente introducirán herejías destructoras”. 2 Pedro 2: 1.

Toda persona que levante una congregación o un grupo de estudios bíblicos, y de repente comience a IMPONER doctrinas antibíblicas, ese sujeto se convierte automáticamente en un agente promotor de herejías que traen destrucción espiritual. Y eso es precisamente lo que ha hecho el mencionado Tito Martínez, imponiendo sobre sus seguidores TITIANOS doctrinas herética que jamás los apóstoles de Jesucristo le enseñaron a la iglesia. El líder titiano les ha impuesto a sus seguidores la creencia irracional de que “EN EL TERCER CIELO EXISTEN TEMPLOS Y TRONOS AUTOEXISTENTES QUE DIOS NO HA CREADO”; en pocas palabras: LO QUE ESTA ENSEÑANDO EL MAESTRO DE LA SECTA TITIANA ES QUE EL DIOS SUPREMO NO ES EL CREADOR DE TODAS LAS COSAS. Y además enseña la patraña de que Dios NO PUEDE SER DIOS SIN SU “TEMPLO ETERNO AUTO EXISTENTE” (como si Dios necesitara de un techo, tengo como prueba el audio donde ese sujeto dice eso)”, Y NO PUEDE SER REY SIN SU “TRONO ETERNO AUTO EXISTENTE” (como si Dios necesitara de una silla para “sentirse” rey, también tengo la prueba en audio donde ese sujeto dice eso). Y para colmo asegura que quien no cree que el padre y el hijo eran coeternos NO SE PUEDEN SALVAR.

Con tan descabelladas y absurdas doctrinas anticristianas es que ese Tito Martínez está dirigiendo a su grupo de TITIANOS a creer en un Dios que no es el omnipotente ni el creador de todo; y yo les pregunto: ¿ACASO ESO NO ES HEREJÍAS DESTRUCTIVAS?; Pues claro que lo es, ya que los apóstoles JAMÁS ENSEÑARON TALES COSAS, ni nada de eso fue creído por la iglesia de los primeros 3 siglos.

Todo cristiano que se considere “bíblico” debe de aceptar como buena y valida esta recomendación del apóstol Pablo, cuando dijo:
“Así que, hermanos, estad firmes y conservad las doctrinas que os fueron enseñadas, ya de palabra, ya por carta nuestra.” 2 Tesalonicenses 2:15.

Esto quiere decir sencillamente que CUALQUIER CREDO O DOCTRINA QUE SE QUIERA APLICAR A LA IGLESIA, DEBE CONTAR CON EL APOYO DOCTRINAL DE LOS ESCRITOS APOSTÓLICOS, y les aseguro a ustedes que esas doctrinas de la secta TITIANA NO CUENTA CON APOYO EN LAS EPÍSTOLAS DE LOS APÓSTOLES, y esto lo voy a demostrar de forma completa refutando todos los capítulos, uno a uno, de su herético libro, ya que en este escrito solo me voy a limitar a refutar el capítulo 13 de su libro herético.

Además de esto, el líder de la secta TITIANA IMPONE sus doctrinas heréticas a base de amenazas e insultos sobre quienes no quieran apoyarlo, y estoy claro que hasta algunos miembros de los que les quedan en su grupo de TITIANOS  tienen miedo a contradecirlo, ya que si lo contradicen, entonces el líder titiano los insulta, los amenaza y hasta los expulsa del grupo, y no contento con eso, lleva sobre esa persona un sinnúmero de calumnias más, para de esta manera el líder titiano justificar sus bárbaras y NEONAZIS acciones y hasta hacerse la víctima. Tengo las pruebas en audio de todo esto que estoy afirmando, y esas pruebas las voy a convertir en video para subirlo a mi canal de YouTube (más unas interesantes pruebas en audio y textos que me ha cedido la amiga Alejandra Mar).
Así que tengan ustedes mucho cuidado con estas sectas destructivas que han contaminado de forma repugnante la doctrina centrar de la fe cristiana; la doctrina de “EL PADRE Y EL HIJO”.




Ahora entremos a un interesante subtitulo de este estudio, el cual dice de la siguiente manera:


LA ETERNIDAD DEL SEÑOR JESUCRISTO ES RELATIVA.


Como venimos diciendo, nosotros sí que creemos en la eternidad del señor Jesucristo; pero resulta que las escrituras enseñan que la eternidad del señor Jesucristo es relativa, y no es una eternidad absoluta como si la tiene el Dios padre. Vamos a poner un ejemplo superficial sobre esto, para luego poner un ejemplo totalmente exacto. Vamos a leer Isaías 9: 6, donde se usa la palabra “eterno” de forma relativa, es decir: es una eternidad que ha tenido un principio, pero no tiene un final, leámoslo:


“Porque un niño nos ha nacido, un hijo nos ha sido dado, y la soberanía reposará sobre sus hombros; y se llamará su nombre Admirable Consejero, Dios Poderoso, PADRE ETERNO, Príncipe de Paz.



En primer lugar, noten que todo el pasaje está en tiempo futuro (“y se llamará “); es decir: no se refiere a una eternidad que incluye el tiempo pasado, lo cual ya de por si da a entender que esa eternidad de la que allí se habla NO ES ABSOLUTA. pero lo importante aquí es que este pasaje es una referencia profética que se cumple en el señor Jesucristo (no existe ni un solo pasaje en las escrituras donde la frase “PADRE ETERNO” se use para el Dios supremo, y más adelante les explicaré el porqué). Noten que al señor Jesucristo se le llamará (tiempo futuro) “PADRE ETERNO”, si tomamos erróneamente la palabra “eterno” y le aplicamos la idea de “sin principio y sin fin” la pregunta seria: ¿por toda la eternidad, sin principio ni fin, Jesús ha sido un “padre eterno” ?, pues evidentemente NO; ya que entonces tendría que darse el caso de que hubieran existidos “HIJOS ETERNOS, SIN PRINCIPIO, LO CUAL ES ILÓGICO, Y ALGO PARECIDO A ESTE PENSAMIENTO IRRACIONAL ES LO QUE CREEN LOS TRINITARIOS Y LOS DUALITARIOS TITIANOS.

Aquí en este pasaje la palabra “eterno” no se está refiriendo a algo sin principio, todo lo contrario; es una especie de eternidad que ha de tener un inicio, pero no tiene un final. En realidad, Jesús se convierte en “PADRE ETERNO” después de su sacrificio, vamos a leerlo:


Hebreos 2: 12-13: “ANUNCIARE TU NOMBRE A MIS HERMANOS, EN MEDIO DE LA CONGREGACIÓN TE CANTARE HIMNOS. Y otra vez: YO EN EL CONFIARE. Y otra vez: HE AQUÍ, YO Y LOS HIJOS QUE DIOS ME HA DADO.”



Juan 17: 6-7: “He manifestado tu nombre a los hombres que del mundo me diste; eran tuyos y me los diste, y han guardado tu palabra. Ahora han conocido que todo lo que me has dado viene de ti.”

Ahí está bien claro, Jesús se convierte en PADRE ETERNO solo después de su sacrificio, que es cuando Dios el padre celestial le concede a Jesús hijos a través del evangelio. Desde ese momento en adelante ya Jesús es “PADRE” por siempre, es decir: POR TODA LA ETERNIDAD.

Todas las versiones bíblicas que he leído siempre los eruditos en idioma hebreo y arameo vierten ese pasaje usando la palabra “padre ETERNO” cuando lo transliteran al español, pero esa eternidad no es absoluta. Vamos a ver que dice el interlinear de idioma strong sobre esa palabra:



H5703 עַד ad; de 5710; prop. término (perentorio), i.e. (por impl.) duración, en sentido de avance o perpetuidad (substancialmente como sustantivo, bien sea con o sin prep.):-antiguo, eternamente, eternidad, eterno, perpetuamente, perpetuo, siempre.



Como podemos ver, esa eternidad se refiere a “PERPETUIDAD”, es decir; tiene un principio, pero no tiene un final, es lo que nosotros llamamos una “eternidad relativa”.



(aquí abro un paréntesis para aclarar algo: lo mismo sucede con el trono “eterno” descrito en el salmo 45: 6, esa palabra “eterno” usada en ese pasaje es la palabra hebrea OLAN, y tiene la connotación de un trono “perpetuo”, es decir; tiene un inicio, pero no tiene un final: es “perdurable” o “continuo”. Es ese pasaje precisamente el que usa el líder de la secta titiana para asegurar la idiotez mayúscula de que ese trono es “increado”, es decir: “autoexistente”, cuando en realidad las escrituras muestran montones de pasajes afirmando que DIOS ES EL CREADOR DE TODO. Vamos a ver como traduce el interlinear de idiomas strong ese pasaje del salmo 45: 6:



H5769 עֹלָם olám; de 5956: eternidad; frec. adv. (espec. con prep. pref.) siempre:-antigüedad, antiguo, continuo, eternamente, eternidad, eterno, largo, (principio del) mundo, pasar, perdurable, permanecer, perpetuamente, perpetuar, perpetuo, perseverar, sempiterno, para siempre, siglo. Comp. 5331, 5703


Sobre esto vamos a hablar bien a fondo en los próximos capítulos, cuando refute la imbecilidad elevada a la décima potencia de la creencia titiana de “trono, templo y paraíso en el tercer cielo QUE DIOS NO HA CREADO, sino que todo eso /según el líder titiano/ es autoexistente y coeterno con el Dios supremo, cuando en realidad la palabra original está hablando de una eternidad relativa, es decir: de perpetuidad, algo que tiene un inicio, pero perdura por los siglos de los siglos. Es totalmente irracional pensar que un trono, un templo y todo el paraíso del tercer cielo tienen en sí mismo la capacidad que tiene el Dios supremo de ser AUTOEXISTENTE y AUTOSUFICIENTE, anulando por completo todos esos pasajes bíblicos que afirman una y otra vez que EL DIOS SUPREMO ES EL CREADOR DE TODAS LAS COSAS, Y TODO EXISTE POR SU VOLUNTAD, YA QUE TODO PROCEDE DE EL. Pero, repito, el arrogante y soberbio líder de la secta titiana le encanta contradecir lo que ha revelado las sagradas escrituras.  Cierro paréntesis).

Curiosamente, el líder de la secta destructiva titiana asegura la siguiente tontería antibíblica en el capítulo 13 de su herético libro:
Ahora bien, ponga mucha atención: este Dios supremo, el Padre, ES ETERNO, ¡¡y si el Padre es eterno, ENTONCES EL HIJO TAMBIÉN ES ETERNO, JAMÁS FUE CREADO!!, ya que para ser un Padre tiene que tener un Hijo, ¡¡NO SE PUEDE SER PADRE SIN TENER UN HIJO!!, y como el Padre es eterno, entonces el Hijo también es eterno, así de simple.”

Nuevamente el líder titiano hace un rejuego diabólico de palabras, al estilo Cantinflas, pero una versión de Cantinflas totalmente desquiciada, y al final de ese estúpido rejuego o cantinfladas termina diciendo la frase “ASÍ DE SIMPLE”, como queriendo decir: “ya está dicho”, es “como yo lo afirmo”. No, arrogante titiano, NO ES ASÍ DE SIMPLE. Tú puedes jugar de esa forma con el razonamiento limitado de tus peleles seguidores titianos (significado de la palabra “PELELE”: Persona débil o de poco carácter, que se deja manejar por los demás muy fácilmente.), pero jamás vas a poder imponerle tus patéticas ideas a personas libres que son estudiosos y analíticos, como nosotros, y para nada nos dejamos impresionar por pervertidos lideres neonazis como tú.

Ciertamente el Dios supremo ES DE UNA ETERNIDAD ABSOLUTA, es decir: TIENE UNA EXISTENCIA SIN PRINCIPIO Y SIN FIN. Pero de ninguna manera ese Dios de eternidad absoluta TIENE UN SUPUESTO “HIJO” QUE TAMBIÉN TENGA ETERNIDAD ABSOLUTA, EN EL SENTIDO DE NO TENER UN PRINCIPIO DE EXISTENCIA. Es más, el término “hijo” en sí mismo da el significado correcto de alguien que ha nacido de otra persona, por lo cual: UN VERDADERO HIJO DE NINGUNA MANERA PUEDE TENER EL MISMO TIEMPO DE VIDA QUE SU PADRE. Ahora, como el Dios supremo tiene una vida autoexistente de eternidad absoluta, lo que hiso fue (y en breve se los voy a aclarar), darle exactamente esa misma vida a su hijo, para que este existiera también ETERNAMENTE. Por lo tanto, desde ese momento de la eternidad, el padre y el hijo son lógicamente DOS DIOSES ETERNOS, sin final, por los siglos de los siglos. Ahora, lo que quiere dar a entender el líder titiano es totalmente ilógico y paradójico, ya que lo que ese sujeto pervertido cree es que ESOS DOS DIOSES (EL PADRE Y EL HIJO) TIENEN EL MISMO TIEMPO DE ETERNIDAD ABSOLUTA, SIN PRINCIPIO Y SIN FIN, por lo cual supuestamente los dos son AUTOEXISTENTES, sin depender el uno del otro para poder vivir. Ahora observen por qué ese razonamiento es antibíblico. Pues muy simple: la frase PADRE ETERNO jamás las escrituras se la aplica al Dios supremo, ya que, de existir esa frase para el Dios supremo, entonces se estaría afirmando que el Dios supremo ha sido un padre desde siempre, con un supuesto hijo que también existe desde siempre, ya que en el Dios supremo toda idea de eternidad es totalmente absoluta. Es por eso por lo que en ninguna parte de las escrituras aparece la frase “PADRE ETERNO” aplicándoselo al Dios supremo, por una razón muy simple: NO SIEMPRE EL DIOS SUPREMO FUE “PADRE”. No existe ninguna enseñanza apostólica donde se afirme que EL DIOS SUPREMO POR SIEMPRE HA SIDO PADRE. Evidentemente el Dios supremo se convierte en “EL PADRE CELESTIAL” al darle la vida a su primer hijo, antes de la creación de todas las cosas (les repito, en brevísimo momento esto se lo voy a demostrar con las escrituras). Por lo cual yo reto a Tito Martínez, o a cualquiera de su grupo de titianos, a que nos dé, aunque sea un solo pasaje bíblico donde la frase “padre eterno” se aplique al Dios supremo, ya que de existir dicho pasaje: ENTONCES YO MISMO RECONOCERÍA QUE LOS TITIANOS TIENEN LA RAZÓN. Pero, como yo soy un investigador y estudiante asiduo de las sagradas escrituras, estoy claro que dicho pasaje NO EXISTE.


Como hemos visto, si existe ejemplos simples que demuestra que la palabra “ETERNO” en las escrituras no se refiere exclusivamente a algo que NO TENGA PRINCIPIO, es decir: que siempre ha existido; sino que también las escrituras usan la palabra “eterno” para definir algo que evidentemente ha tenido un inicio, pero no tiene un final. También existe en las escrituras la “eternidad absoluta”, sin principio y sin fin, la cual solo es aplicable al Dios supremo, y esto lo vamos a demostrar más adelante. Por lo cual: NOSOTROS SI QUE CREEMOS EN LA ETERNIDAD DEL SEÑOR JESUCRISTO.



Ahora vamos a un ejemplo práctico donde queda claro que la eternidad del señor Jesucristo (en su preexistencia) es una eternidad relativa, es decir: tiene un inicio, pero no tiene final. Este ejemplo es el único que aparece en todo el nuevo testamento:
Hebreos 7: 2-3: “El nombre Melquisedec significa, en primer lugar, «rey de justicia» y, además, «rey de Salén», esto es, «rey de paz». No tiene padre ni madre ni genealogía; no teniendo principio de días ni fin de vida, pero a semejanza del Hijo de Dios, permanece como sacerdote para siempre.”


Aquí tenemos al sacerdote Melquisedec, el cual es comparado con un sacerdocio “PARA SIEMPRE” parecido al del señor Jesucristo. La pregunta es ¿por toda la absoluta eternidad, sin principio, Jesús ha sido sacerdote? Pues la respuesta es NO. El sacerdocio del señor Jesús ha tenido un inicio, pero es perpetuo, de siglo en siglos, lo cual indica nuevamente una eternidad relativa. Jesús inicio su sacerdocio después de su sacrificio, cuando se sienta a la diestra de Dios e intercede por su iglesia, vamos a leerlo:



Hebreos 5: 9-10 “y habiendo sido hecho perfecto, vino a ser fuente de eterna salvación para todos los que le obedecen, siendo constituido por Dios sumo sacerdote según el orden de Melquisedec.”



En este pasaje toda idea de eternidad es relativa, como la frase “eterna salvación”, ya que quien obedezca al gran sumo sacerdote Jesucristo obtiene la vida eterna, sin final. Pero obviamente ese sacerdocio eterno ha tenido un inicio, pero es perpetuo, de generación a generación.
Pero lo curioso de ese pasaje de hebreos 7: 2-3 es cuando habla de “la vida de Melquisedec”, y dice el pasaje que este Melquisedec “No tiene padre ni madre ni genealogía; no teniendo principio de días ni fin de vida”. Si tomamos los razonamientos de la secta titiana y de los trinitarios hijos de la gran ramera católica y se lo aplicamos a este pasaje, entonces llegaremos a la conclusión absurda de que este Melquisedec es COETERNO CON EL DIOS SUPREMO, ya que ese pasaje pone su vida como si fuera de una eternidad absoluta, sin principio ni fin. Lo que sucede con Melquisedec, no es que ese sacerdote es “eterno”, el pasaje lo explica: lo que sucede es que nadie conoce su genealogía, no se sabe quiénes fueron su padre y su madre, y no se tomó nota del día de su nacimiento ni del día de su muerte, y es por eso que permanece (de forma simbólica) como “si no tuviera ni principio ni fin de días”, pero lógicamente este Melquisedec fue un hombre, y como todos los hombres de esta tierra él también nació y murió en este mundo, pero sin dejar registro alguno que testificara el inicio y el fin de su vida. Lo mismo sucede con Jesucristo en su preexistencia; absolutamente nadie sabe el momento de la eternidad en que el Dios supremo le dio el tener vida a su hijo. Solo tenemos la afirmación que da LA SABIDURÍA DE DIOS, de que el Dios supremo le dió la vida antes de la creación de todas las cosas.

Vamos a leer ese pasaje de proverbios 8: 22 como lo vierten las siguientes dos versiones bíblicas: “Nueva Biblia al Dia (NBD), “Nueva Versión Internacional (NVI)”,

“El Señor me dió la vida como primicia de sus obras, mucho antes de sus obras de antaño”. 


Nosotros postulamos la verdad bíblica e histórica de que esa “SABIDURÍA” que aparece en ese pasaje es nuestro señor Jesucristo en su preexistencia, ya que el mismo apóstol pablo certifica que Jesucristo es “LA SABIDURÍA DE DIOS” en los siguientes pasajes: 1corintios 1: 24, 1 Corintios 1.30-31, 1 corintios 2: 7. Pero no solo el apóstol Pablo certifica que LA SABIDURÍA DE DIOS se refiere a Jesucristo, sino que también lo certifica la creencia de los cristianos de los primeros 3 siglos de la iglesia, lo cual voy a demostrar con datos históricos más adelante, aunque de todos modos aquí les doy tres datos históricos que ustedes mismos pueden investigar y comprobar:



Justino: Llamado “Mártir” debido a su martirio en el 166 d.C. Él nació en Roma en el año 107 d.C. Él fue un filósofo pagano convertido al cristianismo alrededor del año 130 d.C. Su primer obra Diálogo con Trypo fue escrito en el año 135 d.C. Trypo era un Judío que escapó de Jerusalén después de la revuelta de Bar Kochba. Él escribió entre el 135 d.C hasta justo antes de su decapitación. Él escribió: “Dios engendró antes que todas las criaturas un Principio que era un cierto poder racional procedente de Él, quien es llamado La Gloria Del Señor’, ahora ‘El Hijo’, nuevamente ‘Sabiduría’, nuevamente ‘un Ángel’, luego ‘Dios’, luego ‘Señor’ y ‘Logos’, y en otra ocasión él se llama a sí mismo ‘Capitán’.” (Diálogo con Trypo, Cap. 61). También dijo: “Nosotros seguimos al único Dios no engendrado a través de Su Hijo engendrado.” (Primera Apología, Cap. 14).

Tatiano: Nació en Asiria cerca del 110 d.C, fue un estudiante de Justino Mártir. Él escribió el comentario a los cuatro evangelios más antiguo que existe. Antes había pertenecido a una secta Encratita gnóstica como líder. A pesar de esto, sus escritos dan una regular visión de las doctrinas cristianas. Él escribió entre el 161-170 d.C, y murió alrededor del 172 d.C. Dijo: “El Señor del Universo, Quien Él Mismo es el fundamento necesario de todo ser, puesto que como sea que no había aún ninguna criatura en existencia, estaba Solo…Y por Su sencilla voluntad el Logos brincó fuera; y el Logos, no habiendo salido fuera en vano se convierte en la primera obra engendrada del Padre y fue el comienzo del mundo.” (A Los Griegos, Cap. 5).

Teófilo de Antioquía: Nació alrededor del año 130 d.C. Fue un obispo en Antioquía, Siria, entre los años 170-180 d.C. Él escribió antes del año 175 d.C y murió en el 181 d.C. Escribió: “Dios, entonces, teniendo su propia Palabra interna dentro de Su propio vientre la engendró, emitiéndola junto con Su propia Sabiduría antes que todas las cosas. Él tuvo a esta Palabra como su ayudante en las cosas que fueron creadas por Él, y por ella Él creó todas las cosas.” (A Autólico, Cap. 10).

El líder de la secta titiana con su absurda doctrina de dioses coeternos no puede dar ni un solo dato histórico de que los primeros cristianos creyeran tal doctrina, mucho menos puede dar datos apostólicos e históricos de que los primeros cristianos se creyeran la fábula de “trono, templo y paraíso del tercer cielo que son autoexistentes”. Jamás podrá dar ni un solo dato de que la iglesia de los tres primeros siglos se creyera tales cuentos irracionales.


Sin embargo la iglesia de los primeros tres siglos apoyaba la doctrina apostólica, y de igual forma que el apóstol Pablo creía que Jesús es LA SABIDURÍA DE DIOS, así mismo lo creían ellos. 

Pero, con tal de contrarrestar la verdad histórica, el pervertido Tito Martínez llega al colmo de hasta desacreditar y calumniar a los primeros cristianos de aquel tiempo, los cuales (en su mayoría) murieron sacrificados como mártir por causa de su fe. Observen por ustedes mismos como ese sujeto satánico corrompe hasta la historia de la iglesia, lean con mucha atención lo que dice ese sujeto en el capítulo 12 de nocivo libro:



“Y ya para remate, usted cita a un llamado “padre de la Iglesia”, llamado Justino Mártir, del siglo 3, para intentar basar esa doctrina satánica y falsa de que Dios engendró a Cristo en el cielo antes de todos los siglos, es decir, ¡¡en lugar de ir usted a la Biblia para ver si esa doctrina es verdadera, se va usted a un hereje y analfabeto bíblico que enseñó esa patraña!!, y luego otros herejes como él se la copiaron al hereje Justino…usted es realmente patético, es increíble lo bajo que ha caído usted en la apostasía y en la demencia, para usted lo que diga la Biblia le importa un rábano, y prefiere creer usted en las mentiras que un religioso apostata del siglo 3 enseñó, en lugar de creer lo que dice claramente la Biblia.”



¿ven ustedes como ese sujeto satánico se burla de los primeros cristianos, Y HASTA CORROMPE LA HISTORIA DE LA IGLESIA? En primer lugar, Justino Mártir no es del siglo 3, lo que demuestra que el líder titiano de historia de la iglesia NO CONOCE ABSOLUTAMENTE NADA: ese sujeto es un total ignorante. En realidad, Justino Nació en el año 100 o 110 d.c en la ciudad de Flavia Neapolis, estuvo muy cerca de ser contemporáneo con el viejo apóstol Juan. Tampoco Justino se consideraba a sí mismo un supuesto “padre de la iglesia” en ninguno de sus escritos. Justino decía de sí mismo ser samaritano. Justino fue uno de los primeros APOLOGISTA, es decir: un defensor del evangelio, y en su apología luchaba simultáneamente con contra del gnosticismo y en contra del paganismo romano, lo cual lo llevo a morir martirizado cerca del año 165 d.C, A Este Justino, el cual escribió muchísimas obras históricas excelentes en defensa del evangelio, es a quien ese perro embustero hijo del mismo diablo llamado Tito Martínez llama “HEREJE” y “ANALFABETA BÍBLICO” ¿se dan ustedes cuenta a la actitud perversa y diabólica en la que ha caído ese sujeto? Y para colmo, ese sujeto embustero de lengua venenosa afirma en ese párrafo que y luego otros herejes como él se la copiaron al hereje Justino”. A ver, líder titiano; ¿Dónde están los datos históricos que demuestren que unos supuestos “herejes” copiaron a Justino Mártir?, ¿no será más bien que tu das afirmaciones nacidas de tu propia asquerosa arrogancia, sin poder dar en realidad ninguna documentación fidedigna abalada por la historia? Además, tú me acusas a mí de ¡¡en lugar de ir usted a la Biblia para ver si esa doctrina es verdadera, se va usted a un hereje y analfabeto bíblico que enseñó esa patraña!!”. Observa bien, líder titiano. Todos mis compañeros de estudios bíblicos, y toda persona que les da seguimiento a nuestros estudios bíblicos a través de la red de internet saben perfectamente que todos mis estudios están fundamentados en las sagradas escrituras, pero resulta que yo también soy un INVESTIGADOR DE LA HISTORIA DE LA IGLESIA (algo que evidentemente este neófito embustero Tito Martínez NO ES), y es por eso que conozco y cito a cristianos verdaderos de la antigüedad, y conozco lo que ellos enseñaron fundamentados en la creencia a apostólica. Muy diferente a ti, líder titiano; que acusas a esos cristianos antiguos que dieron sus vidas por el evangelio, acusándolos falsamente de “herejes” y de “embusteros”, cuando aquí el único HEREJE Y EMBUSTERO eres tú.



Lo que le duele al líder titiano, y por eso reacciona con tanta rabia incluso en contra de cristianos históricos que dieron sus vidas por el evangelio, es sencillamente que SU CREENCIA IRRACIONAL DE DIOSES COETERNOS NO TIENE NI UN SOLO APOYO HISTÓRICO DE LOS CRISTIANOS DE LOS TRES PRIMEROS SIGLOS, y esa es la razón del porqué ese perro rabioso aborrece a los cristianos primitivos, porque estos creían la verdad bíblica de que ESA SABIDURÍA DE DIOS recibió la vida ANTES DE LA CREACIÓN, y ellos decían que ESA SABIDURÍA ES JESUCRISTO EN SU PREEXISTENCIA. Y para colmo; el único dato histórico con el que cuenta la creencia titiana solo se encuentra en el siglo quinto, plasmado en el credo trinitario católico de Atanasio, por tanto: JUZGUEN USTEDES CON JUSTO JUICIO. (más adelante seguiremos con este tema histórico).



Hasta en el libro de Enoc se hace una referencia a esa SABIDURÍA PERSONIFICADA, y sin ninguna duda que se está refiriendo al señor Jesucristo, el cual moraba primero en el cielo, luego vino a la tierra a hacer la obra dispuesta por el padre, y luego regresó al cielo a tomar su lugar en su trono entre los ángeles. Observe lo que dice el profeta Enoc:


Enoc 42: 1-2: La Sabiduría no encuentra un lugar donde pueda habitar, entonces su casa está en los cielos.  La Sabiduría fue a habitar entre los hijos de los hombres y no encontró sitio. Entonces la Sabiduría ha regresado a su hogar y ha tomado su silla entre los ángeles.



(cito el libro de Enoc porque es también un libro inspirado por Dios, ya que el libro de Enoc es citado en 2 Pedro (2:4) y en la epístola de Judas Tadeo (Judas 6 y 14-16), si el libro de Enoc no fuera de inspiración divino no hubiera sido citado por los apóstoles de Jesucristo, además de que el libro de Enoc está incluido en la versión bíblica etíope. Y como podemos ver en ese pasaje, sin ninguna duda que Enoc está haciendo referencia al señor Jesucristo, reconociéndolo como “LA SABIDURÍA”)


Tito Martínez aborrece sobremanera cuando citamos esos preciosos pasajes de proverbios 8: 22-36, en el cual aparece esa sabiduría de Dios dando un impresionante mensaje, y asegurando que DIOS LE DIO LA VIDA (lo engendró) ANTES DE LA CREACIÓN DE TODAS LAS COSAS, ya que esos pasajes destrozan su doctrina irracional de dioses coeternos, ya que esa doctrina de dioses coeternos pervierte la verdadera relación PADRE E HIJO que tiene el Dios supremo con su único hijo Jesucristo. Es tanto el odio irracional que tiene el líder titiano cuando le citan esos pasajes, que hasta tiene la osadía de mentir de forma descarada, ya que nosotros proponemos algo que vislumbra la misma escritura, de que Jesús en su preexistencia es esa sabiduría engendrada antes de la creación; en la eternidad: pero Tito Martínez retuerce eso, diciendo lo siguiente en el capítulo 12 de su nocivo libro:

“Seguidamente este pobre necio y mentiroso llamado Gell dice en esa porquería de escrito suyo que Jesucristo fue engendrado por Dios en el cielo antes de la creación de los cielos y de la tierra. Eso que dice ese sujeto es mentira. No existe ni un solo pasaje en la Biblia donde se diga que Dios engendró a Jesús en el cielo antes de la creación de los cielos y de la tierra.”

Pues no, líder titiano, nosotros NO decimos que “Dios engendro a Jesús en el cielo”, lo que decimos es que DIOS ENGENDRÓ A JESÚS ANTES DE LA CREACIÓN DE TODAS LAS COSAS, EN LA ETERNIDAD, eso es lo que nosotros afirmamos, ya que evidentemente, si Dios le dió la vida a su primer hijo antes de la creación de todas las cosas ¿Qué cielos podía entonces existir? ¿acaso el tercer cielo AUTOEXISTENTE en el cual creen los titianos? Lo único que había cuando LA SABIDURÍA recibió la vida era solamente “ETERNIDAD”, no se sabe cómo era ese ambiente, es un misterio igual que el nacimiento y vida supuestamente “eterna” de Melquisedec, y absolutamente nadie puede decir que ese tiempo (si se le puede llamar tiempo) era un supuesto “caos”. Ese tiempo solo era “ETERNIDAD”, el ambiente donde solo el Dios supremo puede AUTO EXISTIR sin ayuda de nadie, siendo el Dios supremo “el rey” de esa eternidad, es decir; el único que la conoce de forma absoluta y la puede dominar, YA QUE EL DIOS SUPREMO ES COMPLETO EN SI MISMO.

TODA LA VERDAD SOBRE PROVERBIOS 8: 22-36: LA SABIDURÍA PERSONIFICADA.

Aunque a ese excelente pasaje de proverbios 8: 22-36 le voy a dedicar más adelante un capítulo completo, para refutar la interpretación absurda, ridícula e ilógica que le da el líder de la secta titiana, aquí paso a postear el pasaje completo, junto a un breve comentario:


» El Señor me dio la vida como primicia de sus obras, mucho antes de sus obras de antaño. Fui establecida desde la eternidad, desde antes que existiera el mundo. No existían los grandes mares cuando yo nací; no había entonces manantiales de abundantes aguas. Nací antes que fueran formadas las colinas, antes que se cimentaran las montañas, antes que él creara la tierra y sus paisajes y el polvo primordial con que hizo el mundo. Cuando Dios cimentó la bóveda celeste y trazó el horizonte sobre las aguas, allí estaba yo presente. Cuando estableció las nubes en los cielos y reforzó las fuentes del mar profundo; cuando señaló los límites del mar, para que las aguas obedecieran su mandato;

cuando plantó los fundamentos de la tierra, allí estaba yo, afirmando su obra. Día tras día me llenaba yo de alegría, siempre disfrutaba de estar en su presencia; me regocijaba en el mundo que él creó; ¡en el género humano me deleitaba!» Y ahora, hijos míos, escúchenme: dichosos los que van por mis caminos. Atiendan a mi instrucción, y sean sabios; no la descuiden. Dichosos los que me escuchan y a mis puertas están atentos cada día, esperando a la entrada de mi casa. En verdad, quien me encuentra halla la vida y recibe el favor del Señor. Quien me rechaza se perjudica a sí mismo; quien me aborrece, ama la muerte». (Nueva Versión Internacional).



Repito otra vez: más adelante voy a hacer un breve estudio donde voy a demostrar que esa sabiduría es el mismo señor Jesucristo, ya que lo confirma las mismas palabras de esa sabiduría en proverbios 8: 22-36, lo cual es totalmente aplicable a los atributos de Jesús, el hijo de Dios, como, por ejemplo, cuando dice que quien encuentre esa sabiduría ENCUENTRA LA VIDA MISMA (verso 35), y nosotros sabemos que la vida que trae salvación está en el hijo de Dios (Juan 3: 36). Y también las palabras de esa sabiduría es aplicable al señor Jesucristo cuando dice que “estaba al lado de Dios mientras este hacia la creación, y era su ayudante como un perito arquitecto” (versos 27 al 31), y todos nosotros sabemos que era precisamente el hijo de Dios en su preexistencia quien estaba AL LADO DEL DIOS PADRE, y fué el medio que Dios usó para crear todas las cosas, es decir: fue el obrero que estaba junto a Dios creando todo lo que existe, tal y como se confirma en 1 Corintios 8:6. Además, que la sabiduría de Dios es aplicable al señor Jesucristo, lo enseñan los apóstoles (como el apóstol Pablo), lo cree la iglesia de los primeros tres siglos, los cuales dejaron documentos que lo certifican, y por último es confirmado en el libro de Enoc; Pero, repito, todo esto lo dejaremos puntualmente claro cuando inicie la refutación de capítulo 3 del patético libro de Tito Martínez, que es donde el líder de la secta titiana asegura que esa sabiduría engendrada antes de la creación fue supuestamente “el espíritu santo” (esto es hasta de risas), algo totalmente ridículo e irrisorio, ya que en ninguna parte de la biblia se dice que el espíritu de Dios sea una persona a la cual Dios le dio la vida, mientras que Jesucristo mismo, el hijo de Dios, sí que asegura de forma textual que DIOS EL PADRE FUE QUIEN LE CONCEDIÓ EL TENER VIDA, tal y como se lee en el siguiente pasaje:

Juan 5:26 “Porque, así como el Padre tiene vida en sí mismo, así también ha dado al Hijo el tener vida en sí mismo”.


Este pasaje en particular también es totalmente retorcido en el capítulo 7 de la literatura titiana, ya que Tito Martínez asegura que Jesús se estaba refiriendo a su vida como humano. Pero en realidad, JESÚS NUNCA DIJO TAL COSA, el simplemente dijo que AL IGUAL QUE SU PADRE TIENE VIDA EN SI MISMO (evidentemente el padre tiene una vida no humana), DEL MISMO MODO ESE MISMO PADRE LE HA DADO A SU HIJO EL TENER ESA MISMA VIDA. (énfasis nuestro).


TODA LA VERDAD SOBRE JUAN 5: 26.

Observen como el líder Titiano da una interpretación retorcida de ese pasaje, citando a Mateo 1: 20:
Mat 1:20 Y pensando él en esto, he aquí un ángel del Señor le apareció en sueños y le dijo: José, hijo de David, no temas recibir a María tu mujer, porque lo que en ella es engendrado, del Espíritu Santo es.
El pasaje es bien claro. Dios el Padre engendró a su Hijo en el vientre de María, es decir, LE DIO LA VIDA en el vientre de María, por eso es que Jesús dijo que el Padre le dio tener vida en sí mismo, ¡¡porque esa vida se la dio cuando le engendró en el vientre de María!!, ¡¡no cuando él vivía en el cielo antes de venir a la tierra!!.

Eso que afirma el líder titiano es una total perversión, ya que evidentemente las escrituras muestran que Jesús YA EXISTÍA (tenía vida) ANTES DE CONVERTIRSE EN HOMBRE Y SER INTRODUCIDO EN EL VIENTRE DE MARÍA. El mismo señor Jesucristo lo confirma:


Juan 8: 58: “Jesús les dijo: En verdad, en verdad os digo: antes que Abraham naciera, yo existo.”



Juan 17:5: “Y ahora, glorifícame tú, Padre, junto a ti, con la gloria que tenía contigo antes que el mundo existiera.”

Por lo tanto, el señor Jesucristo NO RECIBIÓ EL TENER VIDA EN EL VIENTRE DE MARÍA, pues Él ya estaba vivo aun antes de la creación del mundo, tal y como dice la misma sabiduría de Dios, de que recibió la vida (fue engendrado) antes de la creación (proverbios 8: 22). Jesús fue introducido VIVO en el vientre de maría, es decir: “DE VACÍO EN EL VIENTRE DE MARÍA”, esto vamos a confirmarlo con el siguiente pasaje:



Filipenses 2: 6-8: “6 el cual, siendo en forma de Dios, no estimó el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse, sino que se despojó a sí mismo, tomando forma de siervo, hecho semejante a los hombres; y estando en la condición de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz.
Esa parte subrayada donde está la frase “se despojó a sí mismo”, si vamos al griego original, la palabra “despojo”, significa literalmente “vaciarse”, vamos a confirmarlo en la concordancia strong:
G2758 κενόω kenóo; de G2756; vaciar i.e. (fig.) despojar, desvanecer.

En pocas palabras, Dios el padre usando su poderoso espíritu, tomó la vida celestial, inmortal y eterna del señor Jesucristo, y la vació en el vientre de maría. Esto demuestra que Tito Martínez miente de manera descomunal, Jesús no dejó de vivir en el proceso de ser introducido en maría, para luego (supuestamente) Dios “darle la vida” engendrándolo en María, lo cual demuestra que cuando Jesús dijo que “PORQUE ASÍ COMO EL PADRE TIENE VIDA EN SI MISMO, ASÍ MISMO TAMBIÉN HA DADO AL HIJO EL TENER VIDA EN SI MISMO”, se está refiriendo a una vida anterior a la humana, ya que Jesús hace una clara comparación a la vida en sí mismo que tiene el padre celestial, e indudablemente la vida del Dios supremo no es humana.

Vamos a comparar con el interlinear de idioma strong ese pasaje de Juan 5: 26. Comencemos con la frase “Así COMO el padre”, veamos que dice la palabra griega originar sobre esa palabra “COMO”:


G5618 σπερ jósper; de G5613 y G4007; justo como, i.e. exactamente como:-como, lo mismo que, según, pasados.


Observe bien que se traduce “JUSTO COMO”, también: “EXACTAMENTE COMO”, y “LO MISMO QUE”: y además ese concepto está en tiempo pasado, en pocas palabras, lo que está asegurando el señor Jesucristo en ese pasaje es que Dios le concedió a su hijo una vida exactamente, justamente, igual a la del padre, y eso (según el idioma griego original); es irrefutable. Evidentemente esa vida NO ES HUMANA, por lo cual es indudable que Jesús recibió esa vida COMO LA DEL PADRE, antes de transformarse en hombre, es decir: era una vida eterna, inmortal y espiritual.
Ahora veamos la frase “ASÍ MISMO”, dice el griego original:

οτως joútos; adv. de G3778; de esta manera (refiriéndose a lo que precede o sigue):-así, así que, cosa semejante, de esta manera, tal cosa, es . . . Así, de un modo, de tal manera, como, tan grande, tan, de la misma manera.



Fíjense bien, la palabra original significa “DE LA MISMA MANERA” y también “COSA SEMEJANTE”, en pocas palabras, ese pasaje está diciendo que exactamente esa vida que tiene el padre fue también dada “DE LA MISMA MANERA”, “DE FORMA SEMEJANTE”, a su hijo.



Ahora de forma simultánea observen la interlinear de la siguiente frase del pasaje: “TAMBIÉN HA DADO”:

La palabra “también”:

G2532 καί kaí; apar. partícula prim., teniendo fuerza copulativa y a veces también cumulativa; y, también, aún, así, entonces, también, etc.; a menudo usado en conexión (o composición) con otras partículas o palabras pequeñas:-así, cuando, de la misma manera, en verdad, pero, porque, si (cond.).


y la palabra “HA DADO”:

G1325 δίδωμι dídomi; forma prol. de un verbo prim. (que se usa como alt. en la mayoría de los tiempos); dar (usado en muy amplia aplicación, prop. o por impl., lit. o fig.; grandemente modificado por la conexión):-conceder, confiar, constituir, dar, dejar (lugar), echar (suertes), entregar, infundir, libertad, ofrecer, permitir, poner, presentar, procurar, producir, repartir, tener (misericordia)





En pocas palabras, la frase “TAMBIÉN HA DADO” significa literalmente: “ASÍ CUANDO, DE LA MISMA MANERA; CONCEDE, CONFÍA, PERMITE, PRODUCE, TENER, es decir: “ASÍ, DE LA MISMA MANERA, TE CONCEDO O PERMITO TENER”, evidentemente se está refiriendo a la vida que tiene el Dios supremo, la cual fue concedida, permitida, producida, de la misma manera en su hijo.



Ahora veamos el significado de la palabra “hijo” que aparece en ese pasaje:
G5207 υός juíos; apar. palabra prim.; «hijo» (a veces de animales), usado muy ampliamente de parentesco inmediato.




Observe muy bien ese significado, ya que es muy importante. Esa palabra griega Juios usada como “hijo” significa o describe literalmente a alguien que tiene un parentesco INMEDIATO con su progenitor. Esto quiere decir que en el momento exacto de Jesús recibir esa vida COMO LA DEL PADRE, Jesús se encontraba en una forma inmediatamente parecida a la del padre, es decir: UNA VIDA ESPIRITUAL, lo cual deja más que claro que esa vida fue recibida ANTES DE JESÚS VENIR A LA TIERRA COMO HOMBRE. 

                                         

Vamos ahora con la frase “EL TENER”:

G2192 χω éjo; incl. forma alt. σχέω sjéo, usado en ciertos tiempos solamente); verbo prim.; tener, sostener (usado en muchas aplicaciones variadas, lit. o fig. directo o remoto; tal como posesión; capacidad, contigüidad, relación, o condición).


Según ese significado, se está describiendo que Jesús recibió una vida que ANTES NO TENIA, y ahora Dios el padre le ha provisto para que pueda TENER, SOSTENER, esa vida; es decir: le dio LA CAPACIDAD, LA CONDICIÓN DE POSEER una vida como la del padre.
Toda esta investigación no es en vano, sino que es producto de nuestro amor a la verdad, y el apego que le tenemos a la verdadera doctrina bíblica, sobre todo la doctrina de “EL PADRE Y EL HIJO”, ya que es esta la doctrina más atacada por los promotores de la doctrina del anticristo. Como hemos visto en las palabras originales griega, esa vida “como la del padre” que recibe Jesús es imposible que sea una vida humana, y tampoco Jesús la recibió estando en condición de hombre (como falsamente asegura el líder titiano); todo el contexto griego muestra que Jesús recibió una vida como la del padre, la cual no es humana, y, además, al momento de recibir esa vida, Jesús no existía, así de sencillo. Es por eso por lo que al recibir esa vida COMO LA DEL PADRE, Jesús en su preexistencia se convierte en el hijo único y propio del Dios supremo, ya que surge del mismo poder y la misma sustancia del padre celestial (Hebreos 1:3). Así es que se comprueba la verdad, yendo a las palabras originales de cómo se escribió lo dicho por el señor Jesucristo, y no guiándonos por fabulas burladoras como ha hecho el manipulador líder de la secta titiana. Ahora, cuando Jesús es introducido o engendrado en María, su vida celestial, inmortal y eterna cambia a una vida neutral, es decir: una vida humana perfecta, sin pecado, de este modo Jesús podía morir si así lo decidía (Juan 10: 17-18). Es curioso que cuando el señor Jesucristo estaba muerto por tres días en la tumba, en realidad NO EXISTÍA, es decir: NO ESTABA VIVO EN NINGÚN LUGAR: y es entonces, pasados esos tres días, que nuevamente el padre celestial le regresa a Jesús esa vida eterna, inmortal y espiritual que había previamente tenido antes de ser hombre.

Mas curioso todavía es que, para poder sostener sus mentiras doctrinales, tanto los trinitarios como también los unicitarios usan una estrategia exactamente igual a la que usa el líder titiano (lo cual demuestra que Tito Martínez ha copiado esas malas mañas de las sectas antes mencionadas). Como bien sabemos, los trinitarios aseguran que las personas coeternas que componen la santísima trinidad son iguales de todopoderosas, ninguna es menor o mayor que la otra. Mientras los unicitarios dicen que “EL HIJO ES EN REALIDAD EL MISMO PADRE ENCARNADO”. Es por eso por lo que cuando se les confronta a esas sectas mentirosas, y se les demuestra que Jesús es menor que su padre, ellos siempre responden de la siguiente manera estúpida: “ES QUE EN ESE MOMENTO JESÚS SE ENCONTRABA EN CONDICIÓN DE HOMBRE” En pasajes como Juan 14: 28 el señor Jesucristo dice que “EL PADRE ES MAYOR QUE YO”, dando a entender que el Dios supremo no es el mismo Jesucristo, sino que el Dios supremo es otra persona aun mayor. Entonces, para sostener que Jesús es el mismo padre, los trinitarios y los unicitarios dicen que cuando Jesús afirmó que “EL PADRE ES MAYOR”, simplemente lo estaba diciendo de esa forma porque en ese momento Jesús se encontraba en forma humana. En realidad, ese texto de Juan 14: 28 Jesús esta diciendo que su padre es mayor; SIMPLEMENTE PORQUE EL PADRE CELESTIAL ES LITERALMENTE MAYOR QUE SU HIJO, y no solamente Jesús dice esto estando en forma humana, sino que también lo dijo estando en forma glorificada, en el cielo mismo, donde reconoce que el padre celestial es “SU DIOS”, es decir: UN SER MAS PODEROSO QUE EL MISMO SEÑOR Jesucristo glorificado. Vamos a leerlo:

’Al que salga vencedor lo haré columna del templo de mi Dios, y ya no saldrá jamás de allí. Sobre él grabaré el nombre de mi Dios y el nombre de la nueva Jerusalén, ciudad de mi Dios, la que baja del cielo de parte de mi Dios; y también grabaré sobre él mi nombre nuevo. ’’ Apocalipsis 3: 12-13.

Cuando cristo pronunció estas palabras ya había resucitado y se encontraba en el cielo; revestido de toda su gloria y divinidad, es decir: en ese momento era un Dios: sin embargo vemos en este pasaje bíblico que por cuatro veces consecutivos el Jesús glorioso afirma que el padre es su ‘’Dios’’, esto quiere decir que el padre es el Dios supremo; el Dios de cristo; el Dios sin igual: el altísimo: esto demuestra que no son la ‘’misma persona’’( ni el mismo Dios), sino que son dos personas totalmente literales: el padre y su hijo: siendo el padre el Dios ‘’mayor’’.

Afirmado lo antes dicho, vemos que el líder titiano hace exactamente lo mismo que esas sectas satánicas trinitaria y unicitaria, ya que cuando el señor Jesús dice que “ASÍ COMO EL PADRE TIENE VIDA EN SI MISMO, DEL MISMO MODO HA DADO AL HIJO EL TENER VIDA EN SI MISMO”, inmediatamente el líder titiano dice que “JESÚS SE REFERÍA A SU VIDA HUMANA”, algo que en realidad NO DICE EL PASAJE, ya que hemos demostrado que Jesús tenia vida antes de venir al mundo transformado en hombre. Una vez mas queda demostrado que Tito Martínez solo sabe copiar las malas mañas de los trinitarios. Si el líder de la secta titiana tuviera razón, entonces el pasaje hubiera dicho: “ASÍ COMO EL PADRE TIENE VIDA HUMANA EN SI MISMO, DEL MISMO MODO LE HA DADO AL HIJO EL TENER VIDA HUMANA EN SI MISMO”. Pero al igual que nosotros desenmascaramos los engaños de los trinitarios y unicitarios, cuando intentan retorcer el significado literal de un pasaje bíblico; así mismo desenmascaramos las mentiras de la secta titiana cuando el líder titiano intenta retorcer el significado literal de un pasaje bíblico.

Esa misma estrategia satánica es la que usa el líder de la secta titiana cuando intenta retorcer el significado literal de Juan 6: 56, donde Jesús dice de forma literal que “NECESITA DE SU PADRE PARA PODER VIVIR”, ya que evidentemente Dios el padre es LA FUENTE DE LA VIDA, Y TODO EXISTE POR SU VOLUNTAD. En Juan 5: 56 Jesús asegura que del mismo modo que nosotros necesitamos de Jesús para vivir, del mismo modo Jesús necesita de su padre para poder vivir, vamos a leerlo:

‘’Como me envió el Padre viviente, y yo vivo por el Padre, asimismo el que me come, él también vivirá por mí. ’’ Juan 6: 57.

Cuando nosotros le citamos este pasaje al líder de la secta destructiva titiana, para demostrarle que Jesús tiene vida porque su padre se la ha dado, inmediatamente Tito Martínez dice que “JESÚS SE REFERÍA A SU VIDA HUMANA, y no a una vida anterior a la humana”. Pues NO, líder titiano, Jesús no se refería exclusivamente a su vida “humana”, en realidad SOLO SE REFERÍA A SU “VIDA”, Y PUNTO. Jesús dice literalmente que “vive por el padre”, y nosotros aceptamos literalmente lo que dice Jesús en ese pasaje. Si Jesús solo se hubiera referido a su vida humana, el pasaje hubiera dicho: “como me envió el padre viviente, Y YO VIVO PORQUE EL PADRE ME DIO UNA VIDA HUMANA, así mismo el que me come, él también vivirá por mí”. Para que ustedes mismos se den cuenta lo ridículo que es retorcer los pasajes bíblicos, y poner a la biblia a decir lo que en realidad no dice. Mas adelante, cuando refute el capítulo 7 del herético libro de Tito Martínez, vamos a pasar este precioso pasaje por el interlinear de idiomas, y es allí donde ustedes notaran que Jesús estaba hablando literalmente de estaba vivo PORQUE SU PADRE FUE QUIEN LE DIO LA EXISTENCIA, antes de nacer como hombre, como ya hemos demostrado mas arriba.
Es por esa razón que el líder titiano aborrece sobre manera cuando nosotros le citamos los pasajes de proverbios 8: 22-36, ya que allí se describe de forma literal como el Dios supremo engendra (le da la vida) a un personaje conocido como “LA SABIDURÍA”, el cual (como ya hemos demostrado) se refiere al señor Jesucristo en su preexistencia.

El líder Titiano, en el capítulo 12 de su patético libro, con su sucio lenguaje viperino característico, dice:
“El hereje Gell es, por tanto, también un arriano, ya que este pobre arrogante e ignorante bíblico enseña que Dios ENGENDRÓ a Jesús en el cielo, es decir, LE DIO LA VIDA en el cielo, y entonces Jesús comenzó a existir y a vivir, ya que si yo doy vida a alguien ES PORQUE ANTES NO LA TENIA. El hereje y calumniador Alexander Gell es un descomunal embustero, ya que él dice que Dios jamás creó a Cristo, ¡¡pero al mismo tiempo él dice que Dios le dio la vida a Cristo en el cielo!!, lo cual es el colmo de la contradicción, ya que si Dios le dio la vida a Cristo es porque antes no la tenía, es decir, no existía. “El hereje católico-arriano Gell lo que enseña es que Cristo no es eterno, ya que según él hubo un tiempo cuando el Verbo de Dios, Cristo, no existía, y por lo tanto, en realidad ese hereje católico-arriano ENSEÑA LO MISMO QUE EL JUDIO APOSTATA Y ANTICRISTIANO ARRIO, el cual decía que el Señor Jesucristo no es eterno.

La verdad que ese sujeto llamado Tito Martínez es un gran burlador. El asegura que crear y engendrar es lo mismo, pero paradójicamente; el mismo cree que Jesús fue engendrado en María y luego fue engendrado por medio de la resurrección (lo cual es cierto), observen como lo afirma el mismo líder titiano en este párrafo del capítulo 12 de su herético libro:

“La Biblia es clarísima en este asunto del engendramiento de Cristo. El Nuevo Testamento dice bien claro que Dios engendró a su Hijo EN EL VIENTRE DE MARIA. Y luego el Padre volvió a engendrarlo, es decir, a DARLE LA VIDA, cuando le resucitó al tercer día.

Pero como él dice que crear y engendrar es lo mismo, entonces vamos a creer que JESÚS FUE “CREADO EN EL VIENTRE DE MARÍA”, Y LUEGO “FUE CREADO NUEVAMENTE” CUANDO DIOS LO RESUCITA DE ENTRE LOS MUERTOS; ¿ven ustedes la forma irracional y contradictoria de ese sujeto que TODO LO PERVIERTE? Engendrar y dar la vida es lo mismo, pero veamos como en el capítulo 12 de su patético libro el líder titiano asegura que dar la vida es lo mismo que crear:





¿NOTAN USTEDES LO PATÉTICO QUE ES RAZONAR DE FORMA CONTRADICTORIA COMO ESE SUJETO LÍDER DE LA SECTA TITIANA, EL CUAL, SIN NINGUNA DUDA, HA PERDIDO EL JUICIO. Esa forma de razonar del líder titiano demuestra que EL VERDADERO ARRIANO ES ÉL, ya que es él quien enseña que ENGENDRAR Y CREAR ES LO MISMO, enseña que DAR LA VIDA Y SER CREADO ES LO MISMO; y ya sabemos (y el mismo titiano lo dice) que Jesús fue engendrado en María y también fue engendrado en la resurrección, POR LO TANTO, está diciendo que Jesús fue “CREADO” DOS VECES: en maría y en la resurrección. Lo paradójico y patético de todo esto es la forma en como el líder titiano manipula su propio libro. Observen en este anterior párrafo como una y otra vez repite a voz en cuello que “CREAR Y ENGENDRAR ES LO MISMO”, y aprovecha esa frase para acusarnos en falso, diciendo que somos nosotros los que decimos que DIOS CREÓ A JESUCRISTO EN EL CIELO, aun sabiendo que nosotros no creemos de ninguna manera que crear y engendrar sea lo mismo; pero (observen ahora con muchísima atención) si vamos al capítulo 3 de su herético libro, donde el líder titiano asegura que esa sabiduría descrita en proverbios 8: 22-36 es supuestamente “el espíritu santo”, ahí es cuando, de forma astuta y traidora (como la culebra diabólica que es) cambia de opinión, y dice entonces que “crear y engendrar NO ES LO MISMO”, vamos a leer ese párrafo de ese herético libro:

“Este espíritu santo salió del Dios Padre, es decir, fue engendrado por el Dios Padre y entonces es cuando el Padre creó los cielos y la tierra (Gen.1:1).

Engendrar no es exactamente lo mismo que crear. Dios no creó su espíritu, que es la sabiduría, sino que sencillamente dicho espíritu emanó de él, salió de él, fue engendrado por él, y por medio de esa energía suya creó los cielos y la tierra.

¿ven ustedes lo vil y manipulador que es ese sujeto?, pero claro, su grupito de titianos no notan estas jugadas sucias de su líder, ya que están totalmente idiotizados. Vemos en ese párrafo, que para poder sostener su mentira de que esa sabiduría de proverbios 8: 22-36 es supuestamente el espíritu santo, el líder titiano se ve en la “OBLIGACIÓN” de cambiar su cantinflada cantaleta de repetir una y otra vez que “CREAR Y ENGENDRAR ES LO MISMO”, y ahora tiene que decir que “CREAR Y ENGENDRAR NO ES EXACTAMENTE LO MISMO”, suavizando un poco la situación y de esta manera tratar de acomodar e introducir que esos pasajes de proverbios se refiere supuestamente al espíritu santo. Pero ya sabemos que todo es una perversión de ese sujeto burlador, que hace trampas hasta dentro de su mismos escritos, contradiciéndose a sí mismo “cuando le conviene”, ya que evidentemente interpretar que esos pasajes de refieren al espíritu santo solamente los idiotizados titianos peleles se lo pueden tragar. En primer lugar, jamás los apóstoles compararon literalmente al espíritu santo con la sabiduría personificada, tal y como si lo hiso el apóstol pablo con el señor Jesucristo, tal y como citamos los pasajes anteriormente. Además, esos pasajes de proverbios 8: 22-36 vemos a UNA PERSONA QUE TIENE POR NOMBRE O TITULO “LA SABIDURÍA”, el cual está diciendo de manera textual que EL DIOS SUPREMO LE CONCEDIÓ LA VIDA. ¿Qué? ¿ahora va a decir el líder titiano que el espíritu santo es una persona con vida? De aquí a poco se le completa la doctrina trinitaria a ese sujeto incoherente (aunque sus locuras le han hecho decir que “LA ROPA DE DIOS ESTA VIVA”, por lo cual no me puede extrañar que de aquí a poco diga que el espíritu de Dios es “una persona con vida”). Vemos en esos pasajes de proverbios que esa sabiduría personificada dice textualmente que estaba “al lado de Dios, y era SU AYUDANTE MIENTRAS SE EJECUTABA LA CREACIÓN”, y evidentemente, de forma literal, la biblia enseña que quien estaba al lado de Dios y trabajaba junto a Dios en la obra de la creación es el señor Jesucristo en su preexistencia. Además de esto, esa sabiduría dice que “SE DELEITABA EN ESA OBRA CREADORA”, y evidentemente solo una persona literal se puede deleitar trabajando en un oficio que le agrada. Dice el líder titiano que el espíritu santo “salió de Dios, es decir: lo engendró”, pero resulta que las escrituras jamás dicen eso en ningún lugar, ya que la biblia lo que enseña es que ese poder del altísimo llamado espíritu santo SIEMPRE HA EMANADO DEL PADRE, COMO UNA LUZ QUE EMANA DE UNA BOMBILLA, y esa luz es como la vestidura de Dios mismo, por lo cual el Dios supremo vive envuelto en una luz inaccesible. vamos a leerlo:


Salmos 104: 1-2: “Bendice, alma mía, al SEÑOR. SEÑOR, Dios mío, cuán grande eres; te has vestido de esplendor y de majestad, cubriéndote de luz como con un manto”.



1 Timoteo 6:16: “el único que tiene inmortalidad y habita en luz inaccesible; a quien ningún hombre ha visto ni puede ver. A Él sea la honra y el dominio eterno. Amén.”



Con todo y esto, los apóstoles, ni ninguna parte de la biblia, dice que Dios haya engendrado dándoles la vida a su propio espíritu, ya que ENGENDRAR ES PRECISAMENTE “DAR LA VIDA” (y eso el líder titiano lo reconoce, aunque otras veces lo niega, como buen desquiciado de mente que es)… ¿ven ustedes hasta donde ha tenido que llegar el líder titiano con tal, de forma arrogante y soberbia, poder sostener su doctrina del diablo de dioses coeternos. Un poquito más en esas declaraciones y se volvía completamente trinitario. Bueno, de todos modos, es un apoyador parcial del dogma trinitario de Atanasio con sus dioses coeternos.

Por lo tanto (repito nuevamente); nosotros sí que creemos en la eternidad del señor Jesucristo, la cual es UNA ETERNIDAD RELATIVA, tal y como hemos demostrado con las escrituras, quedando de este modo al descubierto que las acusaciones del líder titiano son falsas en extremo, ya que ese sujeto nos acusa de “ARRIANOS”, argumentando la mentira de que supuestamente nosotros enseñamos que Jesucristo en su preexistencia “FUE CREADO”, cuando en realidad he demostrado aquí que “crear” y “engendrar” (dar la vida) no es lo mismo, y eso el líder titiano lo sabe muy bien, como ya he puesto las pruebas aquí, ya que ese sujeto se hace el loco, como un desquiciado burlador unas veces cree en esto y luego cree en algo totalmente diferente, pero nosotros sabemos que lo hace como método de distracción para confundir a los peleles titianos que lo apoyan. observen como ese sujeto de lengua venenosa lanza calumnias indecibles como si fuera un animal carroñero hambriento:

“Es increíble que alguien que dice creer en la Biblia pueda enseñar esa monstruosidad satánica de que el Señor Dios de Israel, IEVE DE LOS EJÉRCITOS, y que es Jesucristo, no es eterno, sino que es un Dios creado por el Padre. Solo un descomunal hereje y embustero como usted, además de emisario del diablo, puede enseñar esa espantosa doctrina de demonios de la no eternidad de IEVE de los ejércitos.” (capítulo 12 de su libro, pág. 55)



Ahora, les voy a demostrar a ustedes que ENGENDRAR Y CREAR, NO ES LO MISMO:

Las cosas creadas se fabrican de materiales externos que usa la persona que está creando un objeto, por ejemplo, un hombre que crea o fabrica una mesa está usando materiales externos, y esos materiales evidentemente no tienen vida. En el caso de Dios él ha creado todo lo que quiso materializando su mismo poder. Pero en el caso de “ENGENDRAR” el asunto es muy diferente, ya que la persona que está engendrando un hijo lo que está haciendo es DARLE VIDA A UNA PERSONA QUE LE SALE DE ADENTRO, y tenemos que tener claro QUE LA VIDA NOSOTROS NO LA PODEMOS CREAR, ya que la vida ES DIOS QUIEN LA DA. En el caso de Dios y el verbo es igual: antes de venir a la tierra como hombre Jesús fue ENGENDRADO POR EL DIOS SUPREMO, es decir: SALE DE DIOS MISMO, DE SU MISMA NATURALEZA Y (como dice hebreos 1) DE LA MISMA SUSTANCIA DEL PADRE. En realidad, DIOS MISMO ES LA FUENTE DE LA VIDA, lo único que ha hecho Dios es darle vida a una persona que surge de su misma sustancia y poder, y luego a través de ese hijo único Dios le da existencia a toda su creación. Evidentemente Dios no necesita de una hembra para engendrar a su primer hijo, sino que lo hace a través de su mismo poder o espíritu santo, DE SU MISMO RESPLANDOR Y GLORIA:



Evidentemente la vida SOLO LA PUEDE DAR EL DIOS PADRE, ya que absolutamente nadie puede “crear” la vida. Es más, cuando nosotros los humanos engendramos hijos, en realidad NO ESTAMOS “CREANDO” ESOS HIJOS, ya que el dador de la vida es Dios. En realidad, lo que estamos haciendo los humanos al engendra hijos es simplemente MULTIPLICAR O REPRODUCIR la simiente que Dios ha puesto dentro de las personas, desde Adán hasta el último humano. Observen este ejemplo, Dios se le aparece al patriarca Jacob, y lo bendice diciéndole que sea fecundo, que se multiplique, ya que su linaje, simiente o descendencia YA DIOS LOS HABÍA PUESTO EN SUS LOMOS, es decir: EN SUS TESTÍCULOS, vamos a leer el pasaje:

Genesis 35: 11: “También le dijo Dios: Yo soy el Dios Todopoderoso. Sé fecundo y multiplícate; una nación y multitud de naciones vendrán de ti, y reyes saldrán de tus lomos.”

Esto quiere decir que todo ser humano que ha nacido en esta tierra es PORQUE ASÍ DIOS LO HABÍA PREDETERMINADO (es por esta razón que Dios los conoce a todos de antemano), ya que es el Dios supremo quien ha puesto dentro de los hombres, en forma de esperma o simiente, todos los humanos que habían de nacer, Dios puso esa simiente desde Adán y hasta el último humano que nazca en esta tierra. Por lo tanto: ES IMPOSIBLE CREAR LA VIDA, YA QUE TODO LO QUE VIVE ES POR LA VOLUNTAD DEL PADRE CELESTIAL, Y EVIDENTEMENTE ESO INCLUYE AL SEÑOR JESUCRISTO EN SU MISMA PREEXISTENCIA. 

1 Timoteo 6:13: “Te mando delante de Dios, que da vida a todas las cosas, y de Cristo Jesús, que dio testimonio de la buena profesión delante de Poncio Pilato…”

Jesucristo mismo reconoce que necesita del padre celestial para poder vivir, vamos a leerlo:

Juan 6: 57: “Como me envió el Padre Viviente, y yo vivo por el Padre, asimismo el que me come, él también vivirá por mí.” (sobre este pasaje vamos a hablar más adelante).

Es por esto por lo que el escritor de hebreos reconoce que Jesús es nuestro hermano mayor, ya que todos los humanos, los ángeles y todo lo que existe, y hasta el mismo señor Jesús; TODOS HAN RECIBIDO LA VIDA POR PARTE DEL PADRE CELESTIAL, y todos necesitan de ese padre celestial para poder vivir, ya que el padre celestial es el dueño indiscutible de TODOS, la única diferencia es que Jesús en su preexistencia había recibido la vida de forma directa del padre celestial, por lo cual Jesús en su preexistencia  no es una criatura creada, como todos los demás:

“Porque el que santifica y los que son santificados, de un padre son todos; por lo cual no se avergüenza de llamarlos hermanos” hebreos 2: 11.

Por lo tanto (repito otra vez) nosotros estamos en contra de la creencia Arriana del supuesto verbo creado, ya que nosotros lo que creemos es que Jesús en su preexistencia había nacido directamente del Dios padre, sin intermediario, recibiendo el tener vida como la vida que tiene el padre, salió de Dios mismo, Dios de Dios; luz de luz; consustancial con su padre (tal y como dice el credo niceno),  mientras que todo lo demás Dios el padre le ha dado existencia a través de ese primer hijo de Dios, por lo cual Jesús es el hijo único (unigénito del padre); y eso demuestra que las acusaciones de los TITIANOS es una mera y sucia calumnia, emitida por gente impregnados de un espíritu engañador.”
Como se puede ver, NO ES LO MISMO CREAR QUE ENGENDRAR. Solo una persona que no tiene absolutamente nada de razonamiento puede enseñar que crear un objeto como una silla es lo mismo que dar vida engendrando a un hijo.



TODA LA VERDAD SOBRE HEBREOS 1: 3.

Como hemos demostrado en esta parte, nuestro señor Jesucristo en su preexistencia tenía UNA ETERNIDAD RELATIVA, es decir: tuvo un inicio de existencia al ser engendrado directamente por su padre, pero, como recibió una vida IGUAL A LA DEL PADRE, recibe también la eternidad, ya que es consustancial con su progenitor, el cual (el Dios supremo) sí que tiene una eternidad absoluta. Ustedes han notado que varias veces he dicho que Jesús en su preexistencia es “un hijo consustancial con su padre”, y he posteado el pasaje de Hebreos 1: 3. Les pongo un ejemplo: yo tengo un hijo, ese hijo contiene dentro se si mi propio ADN, es genéticamente mi propia carne, aunque es ya un ser separado. Se parece a mí, por cuanto soy su padre. Pues lo mismo sucede con Jesús y su padre. Esa sabiduría es engendrada directamente de Dios mismo a través del poder de Dios, y surge de la misma sustancia divina, es decir: del mismo ser de Dios. Ante esta propuesta que hago refiriéndome a ese pasaje de hebreos 1: 3, observen el comentario patético y sin sentido que da el líder titiano en el capítulo 12 de su nocivo libro:

“Por cierto, usted miente descaradamente cuando cita ese pasaje de Hebreos 1:3 para enseñar esa patraña perversa de que Dios engendró a su Hijo en el cielo antes de todos los siglos. Lo que dice ese pasaje es sencillamente que Cristo es el resplandor de la gloria del Padre, y la imagen misma de su sustancia, pero en ninguna parte dice que le dio la vida en el cielo. Usted es un vulgar analfabeto y farsante en todo el sentido de la palabra, pues no sabe ni leer, y lo que lee en la Biblia lo entiende al revés o lo pervierte para su propia perdición”. (pág. 54)

Lo repito otra vez, desquiciado titiano: yo no he dicho que Dios engendró a su hijo “en el cielo”, pero si digo que lo engendró “en la eternidad”, antes de la creación de todas las cosas. Pero, como tú, con tu lengua viperina, me llamas “vulgar analfabeto” (algo que tú sabes perfectamente que no soy, lo que pasa es que te gusta en extremo calumniar: esa estrategia diabólica de calumniar es lo que mantiene su asquerosa y arrogante “estima” en alto), pues vamos a analizar que dice el original griego sobre ese pasaje, y así llegaremos a la verdad, y esto va a demostrar que EL ÚNICO ANALFABETA ERES TU, que no enseñas porque investigas, sino que enseñas POR IMPOSICIÓN, como todo un pervertido neonazis.


“el cual, siendo el resplandor de su gloria, y la imagen misma de su sustancia,” hebreos 1: 3.

Vamos a las primeras frases: “el cual siendo

La frase “el cual”:
G3739 ὅς jós; incl. fem. jé; y neut. ὅ jó; prob. palabra prim. (o tal vez forma del art. G3588); pron. rel. (a veces demostr.), quien, cual, que, cuyo:-cosa, fruto. Véase también G3757.

La palabra “siendo” es la siguiente:
G5607 ὤν ón; incl. el fem. οὖσα oúsa; y el neut. ὄν ón; pres. part. de G1510; ser:-cuando era, el cual es, ser, tener.

Literalmente, según el griego original, la frase “el cual siendo” significa: “quien tiene” y también “el cual es”. Esta frase sitúa al personaje centrar (Jesucristo) en una posición de “tener o ser” parte de algo o de alguien; “el cual siendo parte de otro”. Vamos a ver; ¿Cómo puede ser Jesucristo parte misma del Dios supremo?, pues el texto lo dice: “EL RESPLANDOR”.

 “El resplandor”:
G541 ἀπαύγασμα apaúgasma; de un compuesto de G575 y G826; relámpago, fogonazo, i.e. resplandor:-resplandor.

Observe bien, esta palabra se traduce como “relámpago” o “fogonazo”; un resplandor, relámpago o fogonazo se refiere a un destello repentino (un fogonazo) que surge de una fuente que es realmente quien da origen a ese fogonazo. Este ejemplo es bien significativo, ya que está describiendo a una luz que surge de forma repentina de otra fuente mayor, en este caso “la gloria de Dios”, siendo ahora Jesús el reflejo que surge como relámpago o fogonazo de esa misma gloria. Sigamos observando el interlineal de idioma:  “DE SU”.

“De su”:
G3588 ὁ jo; incl. el fem. ἡ jé; y el neut. ôü tó; en todas sus inflexiones; art. def.; el, la, lo (a veces suplido, otras veces no, en el español):-cosa, el, este, ese, quien, uno. ὅ jó. Véase G3729.

Aquí vemos que se refiere a otro personaje que no es el personaje centrar, esta vez se refiere al padre celestial; la fuente: por eso esa frase “de su” se traduce del griego significando “ese” “este” “el”. Entonces, si unimos esto a lo que ya hemos dicho más arriba, diría simultáneamente: “EL CUAL ES EL RELÁMPAGO O FOGONAZO DE LA GLORIA DE…” (recuerde que un relámpago o un fogonazo es algo que surge de forma repentina). Veamos la transliteración de la palabra gloria.

“gloria”:
G1391 δόξα dóxa; de la base de G1380; gloria (como muy aparente), en una aplicación amplia (lit. o fig., obj. o subj.):-gloria, glorificar, glorioso, honra, honroso.

Evidentemente esta gloria descrita en ese pasaje se refiere a la gloria del padre celestial, de donde (como un fogonazo o relámpago) surge Jesucristo: un resplandor o destello de esa gloria. Ahora vamos al interlineal con la frase “Y LA IMAGEN”. Primero veamos esa “y”:

G2532 καί kaí; apar. partícula prim., teniendo fuerza copulativa y a veces también cumulativa; y, también, aún, así, entonces, también, etc.; a menudo usado en conexión (o composición) con otras partículas o palabras pequeñas:-así, cuando, de la misma manera, en verdad, pero, porque, si (cond.).

Noten bien este significado, ya que esa palabra “y” está hablando de “similitud”, es decir: “también”, “así”, “de la misma manera”, “en verdad”; esto se usa para dar una preparación a la afirmación que viene a continuación; ¿Qué es lo que se quiere afirmar luego?, pues el texto lo dice “LA IMAGEN”. Vamos al interlineal.

“la imagen”:
G5481 χαρακτήρ jaraktér; de lo mismo que G5482; grabador (la herramienta o la persona), i.e. (por impl.) grabar ([«carácter»], la figura estampada, i.e. copia o [fig.] representación) exacta:-imagen misma.

Este significado es importantísimo, ya que está describiendo a la formación de UNA IMAGEN QUE SE HACE COPIA DE OTRA IMAGEN, por eso se traduce de todas estas formas: “de los mismo que” “la figura estampada”, “copia”, “representación exacta”, “grabado”, etc. Esto quiere decir que al señor Jesucristo al surgir de la fuente de gloria, como surge un relámpago o fogonazo, trae consigo una copia o grabado exacto de quien es dueño de esa gloria, el cual es el padre celestial. Veamos la parte final del pasaje: “MISMA DE SU SUSTANCIA”:

“Misma de su”: G846 αὐτός autós, αὖ au [tal vez afín a la base de G109 con la idea de un viento desconcertante] (hacia atrás); pron. refl. sí mismo, usado (solo o en el comp. G1438) de la tercera pers., y (con el pron. pers. apropiado) de las otras personas:-estas cosas, uno mismo, él, él mismo, ella mismo, este mismo, el mismo. Comp. G848.

“Sustancia”:
G3588 ὁ jo; incl. el fem. ἡ jé; y el neut. ôü tó; en todas sus inflexiones; art. def.; el, la, lo (a veces suplido, otras veces no, en el español):-cosa, el, este, ese, quien, uno. ὅ jó. Véase G3729.

Aquí tiene la culminación de este excepcional texto, donde la frase “MISMA DE SU SUSTANCIA” significa literalmente: “de sí mismo”, como tercera persona: “de él mismo”, en pocas palabras, está describiendo a una persona que es parte exacta de otra persona. Un hijo que sale o nace de un padre, es una persona que sale o nace de otra persona, eso es ser genéticamente iguales, en el caso del Dios supremo y Jesucristo: SON CONSUSTANCIALES, DE LA MISMA ESENCIA; COMO UN RELÁMPAGO O FOGONAZO QUE SURGE DE FORMA REPENTINA DE LA MISMA GLORIA Y SUSTANCIA O ESENCIA DE DIOS MISMO.

Esto demuestra una vez mas que no debemos de tomar ningún pasaje bíblico a la ligera, como hace ese indocto y vulgar analfabeta manipulador llamado Tito Martínez. Todo tenemos que buscarle la raíz, el significado original y literal. Es por eso por lo que ese pasaje de hebreos 1: 3 aprendemos muchísimo de como exactamente surge nuestro señor Jesucristo como un relámpago o fogonazo desde la gloria misma y sustancia del mismo Dios supremo, convirtiéndose nuestro señor en una copia exacta de su padre. Este pasaje es apropiado para compararlo con proverbios 8: 22, donde la sabiduría explica que el Dios supremo le dió la vida como primicias de sus obras, antes de la creación de todas las cosas.

La idea de dioses coeternos fue metida en la cristiandad a través de Alejandro (patriarca de Alejandría) y de su alumno Atanasio (siglos 3 y 4), ellos fueron los precursores de esa doctrina apostata de dioses coeternos. Es más, ni siquiera Tertuliano (160 a 220 DC), el cual fue el primero en usar la palabra “trinitas” para referirse al padre, el hijo y el espíritu santo, en su principio él no creía en dioses coeternos, sino que creía la verdad bíblica relatada en proverbios 8: 22-36 donde Dios engendra la sabiduría, y Tertuliano da el ejemplo de cómo un rayo surge o nace del sol de forma repentina, para demostrar la forma en como Dios engendra a su hijo de sí mismo: DIOS ES COMO EL SOL, Y JESÚS ES COMO ESE RAYO QUE SALE DE DENTRO DE ESE SOL, y este es precisamente el ejemplo que da ese pasaje de hebreos 1: 3. Fue casi al final de su vida que Tertuliano apostató de la verdad y comenzó a aplicar el termino trinitas a la deidad.





AUTO EXISTENCIA ABSOLUTA DEL DIOS SUPREMO.

Para finalizar esta primera parte de este estudio-refutación, aquí les dejo un último e interesante comentario:

El Dios supremo, la fuente de la vida, es el absoluto “AUTOEXISTENTE”, y nadie puede “AUTOEXISTIR” sin su consentimiento, ya que el Dios supremo es quien DA VIDA A TODOS, tal y como ya lo leímos en 1 Timoteo 6: 13. Es por eso por lo que el Dios supremo dice lo siguiente:

Isaías 43: 10-11: “Vosotros sois mis testigos, dice el SEÑOR, y mi siervo que yo escogí, para que me conozcáis y creáis, y entendáis, que yo mismo soy; antes de mí no fue formado Dios, ni lo será después de mí. Yo, yo soy el SEÑOR, y fuera de mí no hay salvador” (Sagradas Escrituras 1569).

Ahora vamos a leerlo en esta otra versión bíblica:
Isaías 43: 10-11:  El SEÑOR dice: «Ustedes son mis testigos y el siervo que yo elegí, por eso me conocen, creen en mí y entienden que yo soy el único Dios que existe. Antes de mí no hubo ningún Dios, y después de mí no habrá otro. Sólo yo soy el SEÑOR, y no hay otro Salvador aparte de mí.” (Palabra de Dios para Todos (PDT).

Todo ser que existe, tiene la vida simplemente porque el Dios supremo así lo ha querido, ya que todo existe por su voluntad. Es más, el mismo señor Jesucristo en su preexistencia, siendo conocido como “EL ÁNGEL DE YAHVEH”, y hasta portando como propio el nombre divino de su mismo padre, y además de esto siendo ese ángel especial un verdadero “DIOS” (un poderoso), evidentemente con todos esos atributos, RECIBIÓ LA VIDA por parte del Dios supremo, ya que evidentemente absolutamente nada puede existir por sí mismo sin el permiso del Dios supremo.


Ese pasaje de Isaías 43: 10-11 lo deja bien claro. ANTES (tiempo pasado) del Dios supremo nada puede AUTOEXISTIR, ya que el Dios supremo NO TIENE UN “ANTES”, ya que evidentemente el Dios supremo no tiene un inicio. Antes de él nada puede AUTOEXISTIR por sí mismo, ya que el Dios supremo es LA FUENTE DE LA VIDA, y si no es él mismo quien da esa vida, pues es imposible que algo pueda autoexistir por sí solo. Tampoco absolutamente nada puede autoexistir DESPUÉS del Dios supremo, es decir; sin el consentimiento directo del Dios supremo, ya que (repito esto otra vez) solo él es la fuente de la vida, y todo llega a existir es solamente si él lo permite. En realidad, el Dios supremo no tiene un “DESPUÉS”, ya que evidentemente el Dios supremo no tiene final, por lo tanto, todo lo que existe depende de ese Dios supremo. Entonces, como no tienen un “ANTES” y tampoco tiene un “DESPUÉS”, esto hace sin ninguna duda que el Dios supremo sea ABSOLUTO EN SI MISMO.


Así tampoco absolutamente nadie, ni en los cielos ni en la tierra, puede tomar por si mismo el título de SALVADOR, ya que el único salvador es el Dios padre, el cual es quien ha diseñado todo, y es él quien le otorga el título “salvador” a quien él quiere para así cumplir sus propósitos. Moisés y los jueces de Israel fueron “salvadores”, porque así el Dios supremo (el máximo salvador) así se los concedió. Del mismo modo sucede con nuestro gran salvador Jesucristo, el más grande de los salvadores que el Dios supremo ha querido enviar.



Por lo tanto (repito)absolutamente nada puede autoexistir por si solo sin la autorización del dueño de la misma fuente de la vida: EL DIOS SUPREMO, lo cual indica su eternidad y auto existencia absoluta.

Todo esto el pervertido líder de la secta titiana lo sabe muy bien, observen lo que dice ese sujeto en su libro “LA TERCERA MAYOR MENTIRA DE SATANÁS: LA TRINIDA”, en la página 22, dice:

“Observe también que en 1Juan 5:20 al Dios verdadero, el Padre, se le llama la vida eterna, ¿por qué el Padre es la vida eterna?, porque sencillamente del Padre proceden todas las cosas, él es el origen de la vida (1Co.8:6), la vida eterna está en el Dios Padre de forma innata, él la tiene en sí mismo, y nadie se la ha dado, mientras que el poder de dar la vida eterna que tiene Jesús es porque Dios el Padre le dio ese poder a Jesús: “Porque como el Padre tiene vida en sí mismo, así también ha dado al Hijo el tener vida en sí mismo” (Jn.5:26). El Padre es la FUENTE de la vida eterna, el origen de la vida, ya que todo procede de él, y por eso es que en 1Juan 5:20 al Dios Padre se le llama el
Dios verdadero y la VIDA ETERNA.”

¿leyeron bien ese párrafo? Pues eso lo escribió el líder titiano el 28 de diciembre de 2016. Aquí el líder titiano dice que el padre es ciertamente la fuente total y absoluta de la vida, lo cual es correcto, YA QUE AL DIOS SUPREMO NADIE LE HA DADO JAMÁS LA VIDA;  pero también el líder titiano pretende decir que “le dio a Jesús el poder de dar la vida”, y cita entonces el pasaje de Juan 5: 26, manipulando así la información, ya que en realidad lo que Jesús dice en ese pasaje NO ES QUE EL PADRE LE HAYA DADO EL PODER DE DAR LA VIDA, sino que el pasaje dice bien claro que “DIOS EL PADRE LE DIO AL HIJO EL TENER VIDA”. Pero bueno, ya estamos claros como este fantoche fanfarrón manipula y pervierte los pasajes bíblicos para poner a la biblia a decir lo que en realidad no dice.
Lo interesante de ese párrafo, y por eso lo he citado, es porque en el mismo el líder titiano reconoce que el Dios supremo es la fuente máxima de la vida, el origen de la vida, ya que TODO PROCEDE DE EL.




recomendación final:


Solo le recomiendo a Tito Martínez y su grupo de titianos a que se arrepientan de sus herejías, y ya dejen de mentir, calumniar y de retorcer la verdad bíblica.



Por el momento creo que hasta aquí es suficiente para dejar claro la verdadera doctrina bíblica de “EL PADRE Y EL HIJO”, y al mismo tiempo hemos desenmascarado partes de las falsas doctrinas de la secta titiana. 


Estén atentos a los próximos capítulos, donde seguiremos desenmascarando el libro herético escrito por Tito Martínez, ya que en este capitulo presente se trataron varios puntos solo de forma superficial, ya que pretendemos ampliar todos esos temas en los próximos capítulos.





Gracia y paz.
Su amigo y hermano:

Alexander Gell

Google+ Followers